Esta lagunera, perteneciente a la primera generación de Líderes del Mañana, comparte su historia tras haber obtenido una beca para realizar un semestre en una universidad alemana.

Jesús Gómez Betancourt | Campus Laguna

Para Lizeth Espinoza Pichardo, estudiante de octavo semestre de Ingeniería en Mecatrónica (IMT); las adversidades sólo son obstáculos a vencer y los sacrificios están llenos de frutos que se traducen en satisfacciones personales, como la beca “Deutscher Akademischer Austauschdienst” (DAAD), Servicio Alemán de Intercambio Académico, en español; a la que se hizo acreedora de agosto a diciembre del año pasado.

Desde su paso por PrepaTec, Lizeth siempre tuvo un gran interés por la ingeniería, particularmente en el área de mecatrónica, y esto se incrementó durante su estancia en el equipo de robótica del Tec, (ROULT) durante tres años.

Miembro de la primera generación de Líderes del Mañana, la joven de 21 años comparte con los lectores de CONECTA su historia de vida y su experiencia internacional en la Universidad de Hochschule Karlsruhe - Technik und Wirtschaft, en Alemania.

 

¿Cómo fue que te interesaste en la convocatoria para la beca y por qué la buscaste en Alemania?

“Dentro de la ingeniería, suenan mucho los logros de Alemania y más por el ramo automotriz y las energías renovables. Al inicio de mis estudios en el Tec hice una pequeña carrera técnica en Mantenimiento Automotriz que organizaba el Ayuntamiento de Torreón y  esto despertó mi interés. El instructor de la carrera técnica nos insistió mucho en que el mantenimiento de un vehículo influía en la contaminación del medio ambiente y cuando descubrí que la educación en Alemania tenía ambas, la parte de energías renovables y la parte automotriz, fue cuando comencé a buscar becas. DAAD fue una de ellas, son apoyos que el gobierno del estado de Baden-Wurtemberg brinda a alumnos extranjeros con un historial de liderazgo, que se preocupan por la sociedad y tienen buen promedio".


¿Qué requisitos pedían para participar en la convocatoria?

“Pedían tu currículum, tus calificaciones, una carta de exposición de motivos y un comprobante que acreditara que sabes un poco de alemán, además la universidad en la que estudias tiene que nominarte para poder participar, así que hable a Monterrey y me comunique con la persona encargada del programa Líderes del Mañana, me contactaron con Programas Internacionales para asesorarme y finalmente, desde el Campus Querétaro donde está el vínculo con esta universidad alemana,  me nominaron y enviaron la papelería”.

 

¿Cuál fue tu reacción al enterarte que lo habías conseguido?

"Mis padres no me creyeron ya que los costos del trámite del pasaporte los pagué yo, tuve que llevarlos directo con la encargada de programas internacionales del campus para que les dijera que era verdad. El haber ganado la beca, fue un sueño totalmente”. 

 

¿Cuáles fueron los retos que enfrentaste para poder conseguir la beca? 

“Todos los gastos de viajes para tramitar la visa alemana, los viajes a la Ciudad de México y a Monterrey los pagué yo, tuve que ahorrar dinero, estuve haciendo practicas profesionales y de lo que me pagaban lo iba ahorrando, también trabajé en una nevería, además tuve que tomar clases de alemán. El Tec también me ayudó a recaudar fondos y también me pagaron el vuelo hasta Alemania”.

 

¿Qué aprendiste en Alemania?

“Profesionalmente, aprendí una nueva forma de trabajo, los alemanes son muy eficientes en su tiempo laboral, son muy estrictos y tienen mucha disciplina. Participe en un proyecto para la compañía Bosch, en donde estuvimos haciendo el diseño de una caja de engranes, que iba desde la temperatura que resiste, hasta el tipo de aceite que utilizaría; eso me sirvió mucho porque aplique en Alemania lo que aprendido en el Tec. Personalmente aprendí a vivir sola, valerme por mí misma, administrar mi dinero. Vivir sola me ayudó mucho a analizarme a mí misma, saber que decisiones tomo yo por mi propia cuenta.”

 

¿Qué les dirías a los niños y jóvenes que poseen el mismo potencial para lograr lo que has tú has logrado hoy en día y están buscando oportunidades? 

“Cuando estuve en el equipo de robótica de la PrepaTec visitamos escuelas en zonas marginadas y siempre les decía que no se dieran por vencidos. Si quieren lograr algo, no se detengan, pese a las adversidades no borren su objetivo de la mente. Todo esto lleva mucho sacrificio, incluso la gente te ve mal porque piensan que le tiras muy alto, pero todo sacrificio tiene sus frutos”. 

 

¿Estás en octavo semestre, qué te gustaría hacer al salir del Tec?

“Quisiera trabajar en alguna empresa Alemana, Schneider Electric, es una de ellas, esto para aplicar un poco de lo que aprendí en ese país. Le doy gracias a mi familia, a la comunidad Tec en general, a mis amigos y a Dios por brindarme los medios para poder vivir toda esta experiencia”.

Campus:
Categoría: