Pepe Meléndez, Luis Gerardo Sánchez y Fernando Romo, tres EXATEC que nos comparten su historia profesional tras egresar hace menos de cuatro años del campus Laguna.
Por LUIS DANIEL SOTELO | CAMPUS LAGUNA - 13/09/2020

Con la colaboración de María Niño, Alonso Theurel y Jesús Antonio Alonso

A menos de cuatro años de concluir sus estudios profesionales en el Tecnológico de Monterrey campus Laguna, estos tres EXATEC han logrado desempeñarse en empresas internacionales.

La determinación, autogestión y preparación de estos jóvenes les ha permitido colocarse en las industrias automotrices Tesla y Waymo de Google y de alimentos JBS.

Los laguneros Pepe Meléndez, Luis Gerardo Sánchez y Fernando Romo comparten en CONECTA sus ejemplos de empleabilidad y sus trayectorias personales

 

Compitiendo siempre por lo mejor: Pepe Meléndez

Competir es lo que Pepe ha hecho para obtener cada oportunidad y posición que construye su trayectoria como estudiante y profesionista.

Un torneo de la Olimpiada del Conocimiento Infantil lo hizo viajar a la capital del país para conocer al presidente de México y un concurso le hizo obtener una beca del 90 por ciento para estudiar en la Secundaria Tec.

Pero lo que realmente encaminó la vida de José Ángel Meléndez Corona fue la programación. 

“Desde secundaria empecé programando jueguitos de Flash y en prepa decidí aprender a programar bien por mi cuenta mediante cursos en línea”, recuerda.

Posteriormente llegó a su vida la competencia de robótica FIRST en donde fue uno de los miembros fundadores del equipo de PrepaTec Laguna, ROULT. 

Pepe fue participante y mentor, tanto como estudiante de prepa como de Ingeniería en Mecatrónica del campus Laguna.

“Cuando empecé en FIRST yo estaba en tercero de prepa. Competimos en el regional de Las Vegas y quedamos en los últimos lugares. Decidimos entre varios amigos y yo transmitir nuestra experiencia a la siguiente generación. Nos quedamos como mentores por tres años más”. 

“Después de cuatro años, cada año llegamos a un nivel más alto, el segundo año llegamos a las semifinales, el tercer año a la final y el cuarto año finalmente ganamos el regional en México y fuimos al mundial”, destacó.

FIRST y ROULT terminaron de apasionar a Pepe en el mundo de los robots y las competencias, una actividad que siempre fue impulsada por su familia.

“Casi todo ha sido una competencia, desde primaria me encantaba ese sentimiento. Si alguien puede ¿por qué nosotros no?”.

Su espíritu competitivo lo llevó a la Copa Internacional de Robótica organizada por el Instituto Politécnico Nacional, en la que participó junto a su padre.

“Hicimos 3 prototipos, fuimos a la Ciudad de México y ninguno funcionó, nos divertimos, pero no ganamos nada. Vimos quiénes eran los mejores, qué hacían y pues nos fuimos empapando de eso”.

 

Pepe Melendez, EXATEC del campus Laguna en Waymo

 

En 2015 Pepe asiste con su nuevo equipo Cirobots a la Competencia Nacional de robots seguidores de línea de la Asociación Mexicana de Mecatrónica con dos prototipos, con los que obtienen primer y tercer lugar.

“Gracias a eso ganamos el pase al mundial, la competencia RoboChallenge en Rumania, donde participamos y fuimos el quinto equipo más rápido”, recordó.

Como alumno de profesional realizó una estancia de investigación en el Politécnico de Montreal en Canadá donde se dio cuenta que quería seguir impulsando la robótica y decide buscar una posición en Carbon Robotics.

Este startup compartía mi misión de hacer los robots más accesibles para todo el mundo, tanto en precio como en usabilidad, y estaban contratando”.

Un examen de habilidades en programación y una serie de entrevistas le dieron a Pepe el empleo sin haber concluido sus estudios profesionales y trabajando a distancia con San Francisco en Estados Unidos.

Pepe también ha emprendido un negocio de desarrollo de tecnología Cirotec Automation, y desde enero de este año es parte del equipo de trabajo de Waymo, una empresa desarrolladora de vehículos autónomos perteneciente a Google. 

“He estado más involucrado en el área de sistemas embebidos que tiene que ver con ingeniería de software, control y electrónica”. 

Ahora, desde esta posición como ingeniero en software embebido en Waymo, Pepe exhorta a los estudiantes a “encontrar eso que te mueve”.

“Me llegué a apasionar tanto que ya no sentía que estaba estudiando o que estaba trabajando. Es encontrar eso y cuando lo encuentres agárrate de ahí y no lo sueltes, trata de siempre estar creciendo en esa parte”, finalizó.

 

 

He logrado mis sueños: Luis Gerardo Sánchez

“Para mí el Tec fue increíble, una de las mejores etapas de mi vida, no solo académicamente hablando, aprendes de muchas personas y te desarrollas en diferentes ámbitos”.

Así recuerda Luis Gerardo Sánchez su estancia en el campus Laguna.

“Una amiga de mi mamá es EXATEC y cuando se graduó entró a trabajar a John Deere y empezó a viajar por todo el mundo. Desde ese momento pensé en el Tec, porque ya conocía ese caso de éxito”, recordó.

Años después de esa experiencia, Luis Gerardo fue admitido en el Tec para empezar sus estudios profesionales en Ingeniería en Mecatrónica.

“Me dan una buena beca y gracias al esfuerzo gigantesco de mis papás, llegué a la institución. El Tec es de oportunidades y creo que valoran mucho a la gente que trata de superarse”.

Luis Gerardo formó parte de las Sociedad de Alumnos de Mercadotecnia y por un momento se introdujo en la robótica con otros compañeros de su carrera.

Con su graduación obtuvo la Distinción en Automatización y Control, Mención Honorífica y ganó el premio CENEVAL, pero lo que le dio la oportunidad de iniciar su vida profesional fue la vinculación de la institución con un programa de internship.

El convenio era con Corning Optical Corporation en su planta de Reynosa, Tamaulipas y junto a otros compañeros tomó la decisión de aplicar.

“Me fui a hacer allá el noveno semestre, hice un proyecto y me fue muy bien, diseñé un equipo completamente desde cero, lo integré en la línea y hubo un aumento en la productividad del 50%”, detalló.

“Algo que yo note es que muchas personas son muy buenas en lo que hacen, pero algo que te da el Tec es esa confianza en ti mismo, decir yo puedo, yo sé y lo que hice va a funcionar”.

 

Luis Gerardo Sánchez, EXATEC de Laguna en Tesla

 

Antes de graduarse Luis ya había sido invitado por Corning para colaborar de manera permanente.

“Era la posición de junior control engineer y así estuve casi dos años, hice bastantes proyectos, no solo locales sino proyectos que impactaron a nivel global”.

Pero una nueva oportunidad en Tesla, la industria norteamericana que diseña, fabrica y vende automóviles eléctricos, se presentó para Luis y tras un proceso de reclutamiento recibió una oferta.

“Me llega el contrato aprobado por Elon Musk, entonces cuando lo leo y veo su firma sentía que era un autógrafo. No lo podía creer, para mí era un sueño. Supe que era una oportunidad de esas que no se dan dos veces en la vida y firmé”.

A sus 26 años, Luis se encuentra cumpliendo uno de sus mayores sueños como Controls Engineer de Stamping en Tesla.

“Es la primera fase de la construcción de los carros. Como control engineer me encargo de dar soporte y procesos de mejora a las líneas que hacen posible ese proceso de estampado”, explicó.

Luis asegura que el choque cultural es marcado porque no solo trabaja con personas de Estados Unidos, sino con gente de todas partes del mundo, pero asegura que todos trabajan para brindar resultados.

A los lectores de CONECTA que estudian sus carreras profesionales, Luis Gerardo les recomienda no rendirse y confiar en ellos mismos.

“No se dejen intimidar por clases difíciles, esas son las que dejan más conocimiento pues aprendes a ser perseverante. La clave del triunfo es tener confianza en ti mismo, no dejar que el mundo se te haga inmenso”, concluyó.

 

 

El Tec fue la oportunidad de mi vida: Fernando Romo

Fernando Romo Molina siempre tuvo claras dos ideas, estudiar en el Tec y dedicarse a procesos ambientales.

La elección para estudiar en el campus Laguna fue Ingeniería en Bionegocios, carrera que se adapta a esos intereses.

“La directora de la carrera me explicó que teniendo yo las bases de Bionegocios podía buscar la manera de revolucionar los procesos, hacerlos más verdes, utilizar microorganismos. Fue lo que me enganchó”, recordó.

Su interés por el medio ambiente y los procesos verdes fueron influenciados por su abuelo, “él me inculcó mucho hacer algo por el prójimo”, y por un profesor de química de la preparatoria.

Durante sus estudios universitarios recibió la propuesta de colaborar en un establo como supervisor de alimentación de 15 mil vacas, posición que desempeñó durante los dos años previos a graduarse.

En esta experiencia profesional, terminó realizando labores como operations manager, “me ayudó a empezar a pagarme mis cosas y a quitarle carga a mis papás. Yo ya sabía lo que era el fruto de mi trabajo”.

Justo antes de salir de la universidad, Fernando decidió acudir al área de Vida y Carrera del campus Laguna donde encontró la oportunidad de iniciar como trainee de supervisor de operaciones en la empresa de alimentos Pilgrims.

“Empecé con funciones de ingeniero industrial, me enfocaron en lo monetario, ahorros y proyectos. Eso fue lo que estuve haciendo los primeros seis meses en una de las tres plantas en Gómez Palacio”, explicó.

 

Fernando Romo, EXATEC Laguna en JBS

 

En diciembre de 2018 Fernando recibió su título profesional como Ingeniero en Bionegocios y en enero de 2019 empezó labores en las plantas de JBS de Estados Unidos.

Desde Greeley, Colorado, Fernando recuerda como de los 40 candidatos de su generación como trainee fue el mejor posicionado.

“En octubre de 2019 terminó prematuramente mi proceso como trainee por los proyectos que hice, se me da una posición en operaciones que fue parte de la experiencia”.

Desde mayo de este año obtiene una posición en la planta tratadora de agua de JBS.

“Es un proceso en el que manejo microorganismos, es totalmente aplicando a mi carrera, pero también manejo presupuestos que es como el sustento de bionegocios”.

“Al final del día mi trabajo es que todo lo que hacemos en la planta no impacte al medio ambiente. Estaba enloquecido con la idea y gracias a Dios conseguí el puesto”, expresó.

De su formación en el Tec, Fernando agradece la educación integral y la posibilidad de experimentar con los idiomas.

“Agradezco haber llevado clases en inglés. El Tec vino a transformarme para ser mejor, me dio la formación necesaria para estar tranquilo hoy”, expresó.

 

SEGURO QUERRÁS LEER TAMBIÉN:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios