Vivir una experiencia internacional representa un reto y una oportunidad de crecimiento.
Por Ilse Matus - 02/05/2018

Ilse Matus | Campus Irapuato

Melanie Maria Sauter es alumna de 4to semestre de PrepaTec multicultural, y a sus 16 años ha tenido la oportunidad no solo de conocer sino de vivir en 4 países cuyas costumbres, tradiciones, estructuras políticas, economía y cultura son muy distintas entre sí; lo que le ha permitido convertirse en una persona con visión global.

PI

“Me encanta viajar y conocer lugares nuevos. Poder formar parte de una cultura nueva por 4 meses se me hizo una experiencia increíble”

Viajar es una actividad que te cambia en muchas formas, te enfrenta a otras culturas y te permite abrir la mente a nuevas ideas, perspectivas y realidades del mundo. Es por eso que brindar a sus estudiantes una experiencia internacional es parte clave de la misión de universidades como el Tec de Monterrey.

Como parte del programa de PrepaTec multicultural, Melanie, tuvo que hacer un intercambio y eligió visitar la ciudad francesa de Montpellier y nos compartió un poco sobre su experiencia.

“Escogí este programa porque quería practicar el idioma francés (que es el que estaba llevando en la escuela) además se me hizo una ciudad super bonita y me gustó que no era tan grande para poder conocer mejor el  lugar, además este programa es en familia y me da la posibilidad de convivir y sentirme parte de una familia que me enseñe la cultura y creo que eso me permitió aprender más que si hubiera estado en un internado”

PI

Pero no pasó todo su viaje en Francia, también tuvo la oportunidad de visitar  otros países como España, Holanda, Bélgica, Italia e incluso su primer hogar Alemania.

Además de abrir tu mente y permitirte aprender sobre el mundo, un viaje como este te ayuda a conocerte y descubrir cosas sobre ti mismo y también te reta a salir de tu zona de confort.

“Ahora que el intercambio está llegando a su final puedo decir, con mucha certeza, que soy una persona totalmente diferente a la que llegó hace 4 meses. Este programa me cambió muchísimo y me dio el tiempo para estar sola, para enfocarme y conocerme a mi misma”

pi

Incluso para alguien como Melanie -para quien cambiar su país de residencia no era algo nuevo- hacer esta transición sola también representó un reto y una oportunidad de crecimiento.

“Desde que nací hasta los 7 años viví en Alemania que es donde nací, luego hasta los 10 vivimos en china y  después nos fuimos a México que es donde había vivido hasta antes de estos meses en Francia [...] siento que a pesar de haberme mudado tanto y de los grandes cambios por lo que he pasado siempre he estado con mis papás y mis seres queridos pero ahora no iba a tener a nadie, iba a estar completamente sola y siento que era eso lo que más miedo me daba antes de irme”

pi

Eventualmente esta joven logró aprender y superar los retos y miedos que tenía, de forma tal que consiguió adaptarse a una cultura nueva y disfrutar de una cotidiana vida francesa, encontrando en la hora de la comida (más que en los viajes) su momento favorito.

“Al principio tenía miedo de no llevarme bien con mi familia allá, que mi cuarto no estuviera bonito o que no me gustara la comida, pero ahorita la mejor parte de mi día es cuando llega nuestra mamá y nos dice que es la hora de cenar. Me encanta esa convivencia cuando estamos todos juntos al final del día y comemos la comida deliciosa que nos cocina”

pi

Para conocer más sobre la PrepaTec ingresa a aquí
 

Campus:
Escuelas:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios