Desde su primer año de preparatoria, Ramsés demostró ser un alumno capaz de superar las dificultades académicas y sociales, además de destacar en la compañía de teatro
por Brandon Amauri Corona - 30/05/2019

Brandon Amauri Corona | Campus Irapuato

“La mayoría de la gente observa lo que es y no lo que puede llegar a ser”. Esta frase, dicha por Albert Einstein, es ejemplo del día a día de Ramsés Granados Morones, alumno graduado de PrepaTec Multicultural quien tiene Asperger, una variante del trastorno del espectro autista.

Ramsés forma parte de los 134 alumnos que se graduaron este año en PrepaTec campus Irapuato, por lo que este logro intelectual es una gran satisfacción personal y familiar.

Las personas con Asperger presentan dificultades para entender los comportamientos de los demás y para socializar con otras personas.

“El Asperger no lo veo como un problema, sino como un área de oportunidad. Y fuera de todo esto, soy como cualquier otra persona, y me gustaría recibir ese trato”.
 

Ramsés, un chico no neurotípico de PrepaTec con sus amigos

Ramsés ha sido estudiante del Tecnológico de Monterrey campus Irapuato desde secundaria, pero fue hasta preparatoria donde pudo descubrirse más como persona y ver desenvueltas sus habilidades sociales.

En entrevista para CONECTA, Ramsés cuenta que le fue diagnosticado el síndrome de Asperger a sus 4 años.

“El Asperger no lo veo como un problema, sino como un área de oportunidad. Y fuera de todo esto, soy como cualquier otra persona, y me gustaría recibir ese trato".

“Mi familia se sintió muy aliviada al saber que tenía Asperger, ya que habían notado que desde los 3 años tenía comportamientos no comunes en alguien neurotípico”,

De acuerdo a The National Autistic Society, una persona clasificada como 'no neurotípica' es aquel que se comporta de acuerdo a algún trastorno del espectro autista, por ejemplo, el Asperger.
 

Ramsés, un chico no neurotípico de PrepaTec, dando clase


En su primer año de preparatoria Ramsés tuvo un inicio brusco, dado que no tenía muchos amigos y no se relacionaba tanto con las personas, por lo cual se aislaba de ellos.

Además, en los momentos de trabajo en equipo para cumplir con proyectos y tareas que la preparatoria demanda hizo que poco a poco pudiera desarrollar su interacción social.

“El inconveniente que tengo es no entender varios patrones sociales, o ciertos comportamientos. Por ejemplo, no entiendo los albures o cuando veo un meme en Internet digo: '¿Qué es esto?'”

Fueron muchos profesores en PrepaTec los que lo apoyaron durante todo este proceso, por ejemplo su tutor Jorge Rebollo, la profesora Cristina Reyes, y la maestra de Teatro Ilse Ponce.


EL TEATRO EN LA VIDA DE RAMSÉS

El momento que marcó un antes y después en su vida fue aquella iniciativa que tuvo de unirse a la compañía de teatro desde su tercer semestre.

Ahí pudo desenvolverse por completo como persona, y aprender a conllevar su condición de muchas maneras.

Su maestra de Teatro, Ilse Ponce ha sido un gran apoyo a lo largo de su vida estudiantil.

“Si le hubiera podido decir algo al Ramsés de hace 2 años, sería, que se meta a teatro desde antes. En teatro siento electricidad, chispas en mí, y soy libre".
 

Ramsés, un chico no neurotípico de PrepaTec, en teatro


“El mejor consejo que le puedo dar a un alumno 'no neurotípico' es que si le gusta cantar, se meta a canto; o si le gusta el teatro, que se meta a teatro, porque ahí va a conocer a las mejores personas del mundo”.

Ramsés continuará su formación profesional en el Tecnológico de Monterrey como Licenciado en Arte Digital.

 

LEE TAMBIÉN:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Escuela:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios