La conferencia fue impartida por el Ing. Andrés Velázquez, quien es Presidente y Fundador de MaTTica, primer Laboratorio de Investigaciones Digitales de América Latina.

Dania Saavedra | Campus Hidalgo

 

Según datos del INEGI, al segundo trimestre de 2016, el 59.5 por ciento de la población a partir de seis años, se declaró usuaria de Internet en México. Esta tecnología de información es de gran ayuda en la vida diaria, pues se realizan diferentes actividades por medio de ella. Sin embargo existen muchos peligros al usar Internet, uno de ellos es el malware, un virus que daña una computadora o dispositivo móvil.

 

Ante los crecientes riesgos que supone el cibercrimen internacional cada vez más organizado, es urgente incrementar el nivel de conciencia sobre la necesidad de una mayor protección, tanto a nivel de administración como de empresas y de ciudadanos, ya que todo aquel que está conectado a la red es susceptible de ser atacado. Los riesgos de la ciberdelincuencia, como advierten los expertos, superan ya el mundo virtual e inciden directamente en el mundo físico, ya que todos los sistemas, desde la banca hasta los medios de ­pago, la telefonía, e incluso el agua, la electricidad o los medios de transportes, tienen niveles de automatismos muy centralizados que pueden ser atacados desde cualquier parte del mundo. Incluso los usuarios de grandes compañías como: Facebook, Twitter, Adobe, eBay, Sony, Gmail, Dropbox, por sólo citar algunas, han sido afectados por el cibercrimen.

 

Preocupado por la seguridad de la comunidad, el Tec genera espacios para que expertos hablen de este importante tema. Se llevó a cabo en las instalaciones del Campus Hidalgo la conferencia “Cibercrimen ¿Cómo opera?”, organizada por la Sociedad de Alumnos de Ingenierías en Tecnologías de Información y la Dirección de la misma carrera. La plática fue impartida por el Ing. Andrés Velázquez, quien es fundador de MaTTica, el primer laboratorio dedicado a las investigaciones de delitos informáticos en América Latina. A los 19 años se convirtió en el primer oficial de seguridad del primer proveedor más grande de Internet en México, ha colaborado con ministerios públicos y organismos internacionales como la Interpol y la OEA.

 

Durante la conferencia, Andrés Velázquez llevó a los asistentes a recordar los primeros teléfonos de casa para demostrar que la inseguridad cibernética no es un tema nuevo. También mencionó que cada vez que se crea algo nuevo, la seguridad no es uno de los temas atendidos y esto es una puerta a las personas que buscan aventajarse de esas debilidades. Por esta razón pide que las autoridades y empresas comiencen a entender lo que preocupa hacia adelante en la tecnología.

 

Con algunos trucos de magia explicó lo vulnerables que son los usuarios al usar su dispositivos inteligentes, pues guardan información de los movimientos que se hacen con ellos, desde el uso de redes sociales hasta navegación por Internet. Es por eso que estos dispositivos se han convertido en la mayor fuente de información. Mencionó que para mejorar la seguridad se debe pensar a nivel global, es decir, que los países consideren colaborar entre sí para trabajar en la falta de jurisdicción del Internet. Además pidió que los usuarios sean más cuidadosos y utilicen las mismas reglas de la vida real en Internet, es decir, “usar el sentido común digital” y lanzó una pregunta a la audiencia: ¿Por qué confiar más en las compras por internet que comprar en un local no establecido?

 

 Al inicio de la plática, Andrés Velázquez estableció que su objetivo es cambiar la vida de los asistentes. Además de recomendar el libro que lo marcaría para siempre, The Cuckoo's Egg de Cliff Stoll, sin duda su plática dejó una gran lección de seguridad cibernética. También fue una llamada de atención para tener más cuidado sobre el uso de Internet y pidió a la audiencia recordar que “son las personas quienes cometen los delitos no las computadoras”.

Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios