El Dr. Carlos Gil ha sido profesor en el Tec de Monterrey por trece años y ha desarrollado importantes proyectos en universidades como Yale y George Mason.

Dania Saavedra | Campus Hidalgo

 

Se dice que la fortaleza de las instituciones está en las personas que las conforman. Es por eso que el Tecnológico de Monterrey busca atraer a profesores talentosos que inspiren a los alumnos a dar lo mejor de sí mismos. Tal es el caso del Dr. Carlos Gil, quien comparte un poco de su experiencia como colaborador en el Tec, donde ha podido adquirir y transmitir conocimiento no sólo a estudiantes de Campus Hidalgo sino de otros países.

 

Carlos Gil es egresado de la UAM Iztapalapa y tiene una maestría por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) en la Ciudad de México. Durante cinco años estuvo fuera de México para estudiar una maestría en el Instituto de Estudios Políticos en París y posteriormente estudió en la Université Sorbonne Nouvelle en la misma ciudad. Su área de estudio ha estado enfocada en la política pública y su especialización ha sido en medio ambiente, regiones y comunidades mexicanas. Comenzó a trabajar en el Tec de Monterrey desde 2005, sus principales investigaciones han sido en desarrollo regional, agendas de Gran Visión, prospectiva y diseños de agenda de política pública.

 

Durante su estancia en esta Institución ha podido colaborar con otras universidades. Estuvo como investigador invitado en Yale en el verano de 2012 y trabajó durante tres años consecutivos con alumnas de la Escuela de Salud Pública en comunidades de Hidalgo, haciendo estudios sobre salud reproductiva. También colaboró con la Renison University College en Canadá y en el proyecto de “100 mil Américas más fuertes” entre George Mason University en Virginia y el Tec de Monterrey.

 

“100 mil Américas más fuertes” fue un proyecto que formó parte de las iniciativas del presidente Obama, su objetivo era movilizar 100 mil estudiantes de América Latina en Estados Unidos y a su vez 100 mil estudiantes de Estados Unidos en universidades latinoamericanas. Como parte de este proyecto, el Dr. Gil impartió en Campus Hidalgo la clase de emprendimiento social a ocho emprendedores estadounidenses que exportarían sus productos a México. Por su lado, 12 alumnos mexicanos estudiaron por una semana en la Universidad George Mason para compartir su conocimiento acerca del comportamiento del mercado mexicano. Esta ha sido una de las experiencias más interesantes que ha tenido, pues tuvo la oportunidad de interactuar con emprendedores de diferentes países.

 

El Dr. Carlos Gil cree que la curiosidad y el emprendimiento es algo nato en el ser humano, es por eso que disfruta impulsar a sus alumnos a que profundicen en temas de interés para potenciar o descubrir esas habilidades. Comenta que el gran reto que tenemos como sociedad es incluir al mayor número de personas y organizaciones en la economía del conocimiento, pues somos un país brutalmente desigual, que está viviendo una situación de emergencia nacional y el nivel de descomposición social es alarmante. Pero está convencido que si se trabaja en la inclusión se podrá tener una sociedad más próspera, justa y equitativa.

 

Expresó, que ve al Tec de Monterrey como una institución que le permite estar en contacto con colegas de otros estados y de otras realidades, además de tener una proyección personal muy importante. Al aceptar el reto de estar continuamente innovando le ha dado la oportunidad no sólo de transmitir conocimiento a los alumnos, si no de ayudarles a obtener una transformación personal.

 

El trabajo del Dr. Carlos Gil es un gran ejemplo de perseverancia, que ha sido de gran ayuda para el fortalecimiento académico del Tec de Monterrey. Su participación en diferentes alianzas ha conseguido que el Tec se gane la confianza de distintos sectores, con lo que se abren más espacios de colaboración para generar una sociedad mejor.

Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios