"En el Tec de Monterrey procuramos que el aprendizaje de nuestros alumnos tenga un sentido mayor al únicamente ganar o perder... creemos que pueden lograr lo que se propongan." -Isaac Sánchez, Director Atlético-Deportivo.

Isaac Sánchez | Campus Hidalgo

 

Como deportista, empleado, emprendedor, padre de familia, estudiante o simplemente persona; debes recordar que no eres perfecto. Cometerás errores. En momentos caerás y no alcanzarás tus expectativas. Tendrás momentos en los que falles en cosas que "se supone" puedas hacer. Es parte de ser humano. Perdónate, perdona a otros, aprende la lección y sigue adelante.  

Nuestra obligación entonces es entregar a nuestros hijos, aprendices o compañeros de trabajo nuestro mejor “yo”, dejando en claro un cambio de pensamiento cotidiano y que podemos diferenciar de manera muy sencilla entre la Mentalidad Fija y la Mentalidad de Crecimiento. Éstos dos tipos de percepciones las veremos reflejadas en las actividades escolares y tareas en casa, pero de manera más tangible en cualquier disciplina deportiva y según Justin Su’a, se determinan por cinco factores:

Fracaso

Crecimiento: Creer que el fracasar es un evento del cual se puede aprender.

Fija: Fracasar es fatal, y no se puede regresar de él.

Obstáculos

Crecimiento: Entre más difícil el desafío, más fuerte serán.

Fija: Evitar los obstáculos porque se puede fallar.

Esfuerzo

Crecimiento: Realizar siempre el mejor esfuerzo sin importar el ambiente.

Fija: Sentir que las cosas deberían ser fáciles y trabajar duro significa que no son buenas.

Retroalimentación

Crecimiento: Saber que el refuerzo positivo los hará mejores.

Fija: Se ofenden cuando las personas intentan corregirlos.

Éxito de otros

Crecimiento: Inspirarse en el éxito de los demás.

Fija: Sentirse amenazados o celosos por el éxito de los demás.

 

Debemos recordar que día a día estamos inmersos en los problemas cotidianos y olvidamos que formamos parte de un todo y que como sociedad tenemos la obligación de encausar a los demás a ser más grandes y talentosos que nosotros mismos. El replantearnos si estamos desarrollando en nuestros hijos una mentalidad de crecimiento ayudará a re enfocarnos en lo valioso.

Es así, que cuando hablamos de nuestros hijos, no sólo es importante confiar en su capacidad para tener éxito, sino también confiar en que pueden recuperarse sin importar qué tanto hayan fallado. En el Tecnológico de Monterrey en Hidalgo a través de la Dirección Atlética y Deportiva procuramos que el aprendizaje de nuestros alumnos tenga un sentido mayor al únicamente ganar o perder y para ello creemos en que nuestros alumnos pueden lograr lo que se propongan.

 

 

***Foto por: Ramón Gutiérrez

Campus:
Tags:
Categoría: