Alrededor de 100 alumnos y EXATEC de diversas carreras junto con jóvenes de 3 universidades de Jalisco construyen cunas, camillas, férulas y cobertores para los damnificados de los recientes sismos en México.

Con la creatividad canalizada a través de sus manos y gracias al anhelo de apoyar a los damnificados por los sismos en las últimas semanas en diversos estados, cerca de 100 alumnos del Tecnológico de Monterrey en Guadalajara se sumaron a la causa tapatía en la que diseñaron y realizaron productos de utilidad en beneficio de la sociedad.

 

“Hecho con amor, diseñando por México” es el nombre de colectivo de ingenieros y diseñadores de Jalisco, que unieron su talento y conocimiento a través de las redes sociales para realizar productos de necesidad para las comunidades afectadas:

 

Cunas,

Férulas para inmovilizar a lesionados,

Camillas para transportarlos y

Cobertores.

 

El ensamble de las cunas se compone de 5 piezas, compuestas de tablas elaboradas con fibra de madera y se envuelve el paquete con colchoneta, cobija y un instructivo.

 

Se unieron 4 universidades de Jalisco:

Universidad de Guadalajara,

Universidad Panamericana,

Universidad Autónoma de Guadalajara y

Tecnológico de Monterrey, Campus Guadalajara.

 

A través del poder de las redes sociales se unen cientos de “manos de ayuda” para beneficio de nuestras comunidades afectadas.
A través del poder de las redes sociales se unen cientos de “manos de ayuda” para beneficio de nuestras comunidades afectadas.

 

El poder de las redes sociales acerca manos que ayudan

Juan Claudio Monterrubio Soto, profesor de la Licenciatura en Diseño Industrial (LDI) del Tecnológico de Monterrey en Guadalajara, expresó que la colaboración se logró basado en “la actitud y ganas de apoyar y gracias a la parte de la tecnología. Esto es lo que permitió la conexión de la gente obtenida”.

 

Explicó que a través de un mensaje en facebook en el que convocaban a ayudar a las personas afectadas, se sumó a los comentarios Luis Ernesto Macías Ruiz, director de LDI del mismo campus, quien además posteó a sus alumnos que necesitaban manos para realizar y armar material.

 

Así fue como más de 100 alumnos y EXATEC de diversas carreras en conjunto con 3 universidades de Jalisco sumaron esfuerzos gracias a las redes sociales  y se organizaron en diversos grupos de logística, patrocinio, diseño, manufactura, entre otros en cada universidad.

 

“Lo importante es la rapidez de acción de convocatoria y que todos los que participaron y apoyaron dijeron ‘tengo que hacer algo por las comunidades afectadas por el sismo”, afirmó Claudio Monterrubio.

 

Comentó que en esta primera etapa se entregó al estado de Morelos alrededor de 50 camillas - que se armaron  de 100 lonas - y alrededor de 40 cunas. “En el Tec las armamos, se maquinaron; es decir, de un tablero de MDF se cortaron las placas, son 5 piezas por una cuna, vino una mamá de un estudiante del Tec que enseñó a coser las fundas y los colchoncitos a las alumnas”, agregó.

 

“Hecho con amor, diseñando por México” es el nombre de colectivo de ingenieros y diseñadores que unieron su talento y conocimiento.
“Hecho con amor, diseñando por México” es el nombre de colectivo de ingenieros y diseñadores que unieron su talento y conocimiento.

 

La actitud al servicio de todos

Esta ayuda se logró a través de donativos que aportaron las distintas comunidades universitarias, EXATEC, patrocinadores, empresarios y que se envió a afectados por los sismos. “Te das cuenta que los estudiantes están puestos a ayudar y son muy organizados a través de las redes es impresionante cómo es esta nueva generación”, afirmó Monterrubio.

 

Voluntariado estudiantil

El sentimiento de solidaridad fue la razón por la que se unió a esta labor el alumno Salvador Armando Álvarez Vargas, de quinto semestre de LDI del Campus Guadalajara. “Fuimos pasando la voz para que vinieran más personas a ayudar. Asistí en el corte de lonas, camillas, cunas, además a cargar material; fue una cooperación de varios alumnos de diversas carreras”, comentó.

 

De esta forma es como el conocimiento, la fuerza y la pasión del talento universitario se unen para ayudar de forma reactiva en pro de la calidad de vida de las comunidades afectadas.

 

Luego de vivir esta dinámica, el profesor Claudio concluyó: “creo que es lo que tenemos que empezar a cambiar en México; mi experiencia fue una satisfacción muy grande; tenemos que sentirnos útiles para nuestra comunidad, somos todos, hay que trabajar para México, la actitud al servicio de todos”.

 

Alrededor de 100 alumnos y EXATEC participaron en este colectivo.

Campus:
Categoría: