Alumnos de diversas carreras subastaron su barba, bigote o cabello para apoyar a niños con cáncer, quienes lograron juntar la cantidad de $80,000 pesos.

La magia de dibujar una sonrisa en el rostro de los niños con cáncer es el motivo por el que los alumnos del Tecnológico en Monterrey en Guadalajara le pusieron precio a tu bigote, barba o cabello para apoyar en la campaña "Invencibles 3.0”, la cual organiza la fundación Nariz Roja, A.C.

 

Los estudiantes que participaron en esta campaña cumplieron su propósito cada uno de cortarse el bigote, barba o cabello en el evento “Invencibles Tec", en el que un estilista realizó los cortes de cada uno de los retadores en el Campus Guadalajara.

 

Dentro de las materias "Comportamiento del Consumidor" y "Desarrollo de Productos y Marcas Globales" impartidas por María de la Paz Toldos Romero, estudiantes de diversas carreras aportaron sus conocimientos y estrategias en Mercadotecnia Social al apoyar a este proyecto, que tiene como fin recaudar fondos para apoyar a esta causa y así lograr la compra de una estancia que dará beneficio a más familias.

 

Paz Toldos, profesora investigadora de la Escuela de Negocios, expresó que “vi muy motivados a los alumnos, muchos hicieron distintas actividades para recabar fondos en sus alcancías para los niños con cáncer”.

 

Con esto animamos a la gente a que se una a esto para ayudar y creamos sentido humano en el Tecnológico de Monterrey en Guadalajara en beneficio a los niños con cáncer, afirmó Toldos.

 

Los estudiantes subieron un video a la plataforma fondify.mx, donde expresaban quiénes eran y cuánto pedían por su barba, bigote o cabello, de esta manera lograron parte de la colecta.
Los estudiantes subieron un video a la plataforma fondify.mx, donde expresaban quiénes eran y cuánto pedían por su barba, bigote o cabello, de esta manera lograron parte de la colecta.

 

¡Ponle precio a tu bigote, barba y cabello!

Es el slogan de esta campaña que arrancó en octubre, donde los estudiantes subieron un video a través de la plataforma fondify.mx, donde expresan quiénes son y cuánto piden por su barba, bigote o cabello, de esta forma lo comparten a través de las redes sociales para cumplir su reto.

 

Alejandro Barbosa, presidente fundador de Nariz Roja, dijo: “tenemos ya varias semanas colaborando en esta campaña con los estudiantes, además de que aprendieron una nueva técnica crowdfunding -cooperación colectiva para conseguir recursos-, en el que rompieron la meta que se habían propuesto logrando reunir entre todos la cantidad de 80,000 pesos, que es una cantidad muy buena para el proyecto; también involucrarlos en el tema de las necesidades de la comunidad para seguir apoyando en esta lucha contra el cáncer”.

 

Cabe señalar que esta vinculación se debe gracias a la profesora Toldos, quien decidió involucrar a sus alumnos en un proyecto social, en el que académicamente aprenden cómo desarrollar la mercadotecnia enfocada a estos fines, al mismo tiempo que contribuyen con una actividad que beneficia a una parte específica de la sociedad que lo necesita.

 

A la campaña también se unieron varios estudiantes que buscaron donativos persona a persona a través de unas alcancías.
A la campaña también se unieron varios estudiantes que buscaron donativos persona a persona a través de unas alcancías.

 

“Invencibles Tec” se suman a esta causa

“Vine a cortarme el cabello porque me gusta ayudar a los niños con cáncer y junté en el reto de Invencibles Tec la cantidad de 6,000 pesos”, dijo Kristina Gibert, estudiante de intercambio proveniente de Alemania, quien cursa quinto semestre de Ingeniería Industrial (IIS).

 

“Siempre he tenido al afán de ayudar y recabar el dinero para los niños con cáncer que necesitan de nuestro apoyo, me motivé al hacer esta labor social de esta magnitud y propagué con mis familiares y amigos, quienes logramos alcanzar la cantidad de $10,500 pesos”, comentó Ricardo Mange Esquer, de quinto semestre de Creación y Desarrollo de Empresas (LCDE).

 

“Es como una manda, mi sobrino a los 4 días de que nació lo operaron del corazón y yo hice la manda de que si salía adelante yo iba a hacer algo también por alguien y donar mi cabello es una buena opción, es el haber aportado algo”, expresó Ilse Fernanda Martínez Ramírez, de quinto semestre de Ingeniería en Biotecnología (IBT).

 

“Fue un proyecto de la clase de la maestra Paz Toldos y a parte yo soy papá y me gustaría ayudar a  todos los niños con cáncer, porque tengo hijos y sé el dolor que se siente el tener un hijo enfermo, me gusta ayudar”, mencionó Carlos Francisco Cabral, estudiante de noveno semestre de Negocios Internacionales (LIN).

 

A través de estas acciones, los alumnos del Tecnológico de Monterrey ofrecen su ejercicio profesional con sentido humano y aceptaron el reto al unirse a estas causas que son de beneficio para la sociedad.

Campus:
Categoría: