La innovación de esta área genera percepciones diversas en el público y sus aplicaciones pueden ser confusas. Experto del Tec describe 4 aspectos cotidianos en los que tendrá impacto pronto.
Por Carlos González | Campus Guadalajara - 15/10/2020

Enrique Cortés, director del Hub de Inteligencia Artificial (IA) del Tec de Monterrey, señaló que el impacto de la IA en la vida diaria no debe sorpendernos.

“La manufactura moderna está llena de robots inteligentes, software, edición computacional; pero cuando llegan los avances de la IA, la regulación no lo está considerando.

"Y los ejecutivos de los corporativos no lo toman en cuenta como factor decisivo de transformación o cambio de sus propias organizaciones”, expresó el experto.

La IA “es la combinación de matemáticas, programación y datos”, explicó el titular del Hub del Tec.

Por eso, la misión del Tec, a través de su Hub de IA, “es desmitificar y decir hasta dónde son los alcances, qué sigue y qué es lo que no hay, para clarificar”, añadió.

Y precisamente para clarificar el impacto y beneficios del tema, el especialista describió 4 grandes aspectos de la vida diaria en los que la IA tendrá un impacto considerable:

1) Procesamiento de imágenes.- Cámaras inteligentes por todos lados, con sistemas inteligentes y automatizados, para vigilancia, prevención del crimen, transporte, logística, identificación de personas, etc.

2) Procesamiento de lenguaje natural (chatbots).- Los chatbots (charlas virtuales de un cliente con una máquina) aún no son totalmente inteligentes.

Pero cada vez se van a parecer estos díalogos con bots a la interacción 1 a 1 con una persona, sobretodo en áreas de servicio. Un diálogo que parezca cada vez más humano.

3) Sistematización en la industria.- Aplicación de la IA en grandes sectores de negocios que aún no han sido automatizados, como la agricultura, agronegocios, ganadería.

4) Incremento de robots no físicos.- Interacciones de intercambio de información que implican IA entre robots, máquina a máquina, y que no son humanoides o aparatos tangibles.

Éstos últimos son circuitos o sistemas (partes) de aparatos, que se coordinan con otros robots, que tampoco son físicos o son independientes (son parte de otro dispositivo).

 

Conoce 4 grandes aplicaciones de la inteligencia artificial en la vida diaria

 

Tendremos robots no físicos

Para el experto, ésta es quizás la gran vertiente más difícil de entender: robots que no son físicos, sino “interacciones tras bambalinas” de información entre máquina y máquina.

Y se realizan dichas acciones, dijo, para coordinar servicios con los cuáles interactúan las personas, como atención a cliente, un cajero, etc.

En cuanto al impacto en la industria, en la agricultura por ejemplo, Cortés afirmó que habrá un boom de sistemas inteligentes para esto, en riego automatizado, aplicación de plaguicidas, etc.

En ganadería, por citar otro ejemplo, explicó que sistemas de procesamiento de imágenes identificarán a cada animal para tener a detalle reportes de su estado.

“Habrá sistemas acoplados cada vez más a las necesidades de cada sector productivo y aterrizado a cada negocio, con automatización, para realizar tareas más rápido”, abundó.

Y predijo que también se incrementarán mucho los robots industriales, pero también en casa, en oficinas u hospitales. 

Tendremos robots físicos y no físicos realizando tareas de las cuales ni nos vamos a enterar, más rápido y de forma automatizada.

"La labor del Hub de IA  del Tec será entonces identificar esas necesidades y generar las soluciones para volver una realidad su aplicación”, indicó.

Resaltó que el reto es poner esos sistemas en algo útil que pueda funcionar en el mundo real y además no hay mucha documentación por ser algo nuevo.

Un ejemplo es Estonia, un país con gobierno totalmente digitalizado. Los funcionarios públicos se educaron, los ejecutivos y la población entendieron que esto es bueno para ellos.

 

Tendremos robots físicos y no físicos realizando tareas de las cuales ni nos vamos a enterar, más rápido y de forma automatizada"

 

“Debemos poner el tema en la mesa de grupos de trabajo, con gente de gobierno. No es ciencia ficción, no es el futuro; es el presente. No nos va a destruir ni nada.

"Pero tendrá implicaciones en empleo, manufactura y áreas de servicio; hay que entender las implicaciones y contrarrestarlas; parte de ello es capacitación”, destacó el experto.

“En el Hub de IA del Tec enfatizaremos cómo pasar de un modelo matemático a los beneficios concretos de la industria y documentarlo. Es parte de nuestra contribución”, concluyó Cortés.

El Hub de IA del Tec de Monterrey está ubicado en sus instalaciones en Jalisco, lo que reafirma al campus como Universidad líder en Guadalajara.

Sin embargo, su alcance es nacional y con impacto en múltiples sectores productivos. Actualmente trabaja en proyectos o líneas de investigación en temas como:

  • Salud.- Investigación relacionada con el diagnóstico de rinopatías diabéticas a través de uso de software,
  • Análisis territorial.- Diagnóstico del uso de suelo en Jalisco a través del uso de imágenes digitales,
  • Gobierno digital.- Apoyo de la IA para acelerar la digitalización del gobierno de Jalisco,
  • Educación.- IA para el diagnóstico de la deserción escolar en adolescentes; ya se trabaja en una herramienta tecnológica para ello.
  • Emprendimiento.- Generar una incubadora de startups que desarrollen negocios con base en la IA y el Hub del Tec además tendrá fondos para apoyar a esos emprendedores.

 

 

 

 

 

LEE TAMBIÉN:

 

LEE TAMBIÉN:

 

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios