Justo 5 años después de recibir la noticia de haber obtenido una de las primeras becas del programa Líderes del Mañana, Luis Leobardo Gómez Figueroa, se graduará como Ingeniero en Mecatrónica (IMT) por el Tec de Monterrey.
por Karla Pérez - 28/05/2019

Karla Pérez | Campus Guadalajara

Desarrollar una sonda para monitorear la atmósfera, un huerto urbano automatizado, un robot capaz de movilizarse en una habitación y un controlador de trayectoria para un cohete, son algunos de los proyectos que Luis Leobardo Gómez Figueroa, realizó durante su carrera en el Tec campus Guadalajara.

Luis Leobardo culminó en mayo 2019 sus estudios como Ingeniero en Mecatrónica (IMT), graduado del Tecnológico de Monterrey, campus Guadalajara, gracias a una beca que recibió por parte del programa Líderes del Mañana.

Se trata de una iniciativa del Tec para apoyar a jóvenes talentosos de escasos recursos con liderazgo, que realizan actividades para mejorar su entorno social, enfocada en quien requiere apoyo del 100% para estudiar una carrera.

Luis Leobardo siempre tuvo gusto por la ciencia, el arte y el deporte desde que estudiaba en la Preparatoria Regional de Zapotlanejo perteneciente a la UdeG.

Mantenía el sueño de trabajar para la NASA sin tener idea de cómo lograrlo, cuando se enteró de la oportunidad que brindaba por primera ocasión el Tec de este tipo de apoyos.

“Era la primera vez que ofrecían una beca del 100% y era justo en el semestre en el que me graduaba, y cumplía el perfil”, recordó el futuro ingeniero.

LDM Luis Leboardo
Luis Leobardo (corbata roja) junto a su equipo durante Campus Party 2017, donde fue expositor.

Tras un inicio complicado para adaptarse a una manera y ritmo diferente de trabajo, y experimentar emociones desafiantes como estar alejado de su familia; descubrió habilidades en él que no conocía que lo ayudaron a sacar adelante todos sus planes.

Un punto de inflexión en mi carrera fue el Semestre i (Semestre de Innovación) de sexto semestre, porque tenía que desarrollar un proyecto y mi equipo era bastante bueno…

Ahí aumentó mi autoconfianza en la ingeniería; ahora me siento más seguro, más cómodo, me siento capaz de resolver problemas más complejos, afirmó Luis Leobardo.

Lo que inició con los retos de crear un huerto urbano automatizado y un módulo de recolección de datos de variables de campo, formó parte de una cadena de proyectos a lo largo de sus estudios.

Realizó un Verano i para la empresa de refrigeración Frigus Bohn en Mérida, Yucatán. Ahí desarrolló un modelo matemático sobre el comportamiento de la presión al caudal de un ventilador y la velocidad angular del mismo.

LDM Luis Leobardo
Realizó un Verano i en Mérida, en conjunto con la empresa Frigus Bohn encargada de todos los refrigeradores de las tiendas OXXO.

Durante otro semestre se unió a un equipo de investigación con científicos de la NASA que, en conjunto con una universidad holandesa, buscaban generar una sonda que monitoreara en tiempo real las emisiones de nitrógeno en la atmósfera.

Para su graduación, y gracias al vínculo que ofreció su exdirector de carrea Enrique Aguayo con la empresa suiza HISLAND, creó un robot que pudiera escanear una habitación, evadir obstáculos y llegar al lugar deseado.

Perteneció al Programa Honors, dedicado a emprendimientos sociales, y en conjunto con sus compañeros idearon cómo dar capacitación a profesores y padres, para asegurar la calidad de la educación en los niños.

Fue aceptado por la Agencia Espacial Mexicana (AEM) para investigar el modelo matemático de un cohete y diseñar un controlador para su trayectoria. Además, participó en iDrive, proyecto enfocado a la movilidad autónoma.

“No puedo comparar a mi yo del pasado, con la persona que actualmente soy. He conocido personas impresionantes en mi carrera y he aprendido mucho de ellas”, comentó Gómez Figueroa.

Desde su perspectiva, el nuevo IMT ahora cuenta con habilidades que lo ayudarán a enfrentar retos más complejos, entre ellas comentó:

·         Tener una mente ingenieril.- Gracias a materias como: Análisis dimensional y Cifras significativas, entre otras, sus planteamientos han cambiado.

·         Manejo de emociones.- Al enfrentarse a no convivir tanto con su familia se abrió a conocer más personas que le aportaron nuevas emociones.

·         Resilencia.-  Capacidad para insistir sin desesperar hasta lograr el resultado esperado.

·         Liderazgo.- Perder el miedo a tomar los proyectos y lograr los objetivos.

·         Administración de proyectos.- Fundamental para trabajar en equipo y coordinar diversas actividades al mismo tiempo.

LDM Luis Leobardo
Durante su Estancias de Investigación en el Tec sobre interfaces cerebro computador.

Sus planeas a futuro son amplios, desde comenzar a trabajar en una empresa automotriz, hasta seguir con una maestría y doctorado, se encuentra seguro que los primeros pasos para lograr sus sueños ya los empezó a dar.

“Líderes del Mañana es un programa importante para el Tec porque se vuelve el alma máter de personas muy talentosas que tienen algo en particular: se dan cuenta la situación real por la que pasa nuestro país…

Eso nos hace darnos cuenta de lo afortunados que somos y ese sentimiento nos impulsa a devolver eso y mucho más, porque nos sentimos muy capaces de ello”, concluyó Luis Leobardo.

Líderes del Mañana es una iniciativa del Tec de Monterrey de gran impacto multiplicador para generar propuestas de movilidad social y crear una comunidad sostenible que trascienda a través de la educación.

 

LEE TAMBIÉN:

 

 

LEE TAMBIÉN:

 

 

 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios