Mark Octavio Rivera Acosta, estudiante de la carrera de Ingeniería en Sistemas Computacionales (ISC) en el Tecnológico de Monterrey, campus Guadalajara, es un talento oculto alrededor del país.
por Emanuel Estrada Larios - 30/07/2018

Emanuel Estrada Larios I Campus Guadalajara

Desde un pequeño poblado Moris, en la Sierra Tarahumara de Chihuahua, Mark Octavio Rivera Acosta, cumple su sueño y pasión por la tecnología al estudiar la carrera de Ingeniería en Sistemas Computacionales (ISC) en el Tec de Monterrey.

“Soy de un pueblo muy, muy pequeño en la Sierra Tarahumara de Chihuahua. Se llama Moris y tiene unos 2,000 habitantes. Hasta que entré a la universidad, pasé toda mi vida allá. Hasta hace año y medio, no había siquiera señal de celular allá y entonces mis días se basaban en convivir con la familia y amigos, salir a pasear en las noches o quedarme en casa viendo televisión.”

Sin embargo, el crecer en un pueblo tan pequeño nunca le impidió a Mark desarrollar un gran interés por la tecnología, y al mudarse a Guadalajara, su curiosidad por conocer más sobre la misma siguió en aumento.

Mark Rivera Acosta

“Estando allá lo que más me gustaba hacer es la fotografía, nunca me he considerado bueno, pero era algo con lo que me entretenía. Pero llegué a Guadalajara y descubrí las maravillas del Internet, me gusta mucho ver series, ver videos en YouTube y me pongo a investigar cosas interesantes sobre México o Chihuahua. Aparte de eso me gusta mucho salir con amigos y mi novio”, comentó Mark Rivera.

Al principio, Mark no sabía con certeza lo que quería estudiar, y a pesar de que siempre ha sido un gran fan de la tecnología, eso no fue lo que lo inspiró a ser un ISC; su verdadera inspiración fue su hermano mayor.

“Mi hermano es quien me apoya económicamente y a quien le debo todo lo que he logrado al estudiar la que considero la mejor carrera en estos tiempos. Sólo tengo claro que debo ser, al menos igual de bueno que mi hermano. Quiero generar un proyecto que deje huella, que cumpla un propósito social y que ayude a México”.- Mark Rivera.

A lo largo de su carrera, Mark ha descubierto más sobre las grandes posibilidades que la tecnología abre a todas las personas y se ha vuelto un elemento importante entre sus compañeros. “Siempre me ha gustado involucrarme en proyectos que tengan que ver con la carrera. En mis primeros semestres trabajé con la Sociedad de Alumnos, después formé parte de la mesa directiva de Association for Computing Machinery (ACM) y juntos trajimos a Facebook para un Hackathón en la Zona Ei.

Mark Rivera Acosta

“El semestre pasado competí junto con un equipo de talentosos compañeros por el cargo de la sociedad de alumnos de la carrera. Actualmente estoy trabajando como freelancer y tengo un proyecto en puerta junto con Enrique Anaya, sobre el uso de la Realidad Virtual en el ámbito de la Arquitectura. Queremos participar en un evento de emprendimiento en Los Ángeles este verano”.

A pesar de sus grandes hazañas, Mark es sencillo, amigable y nunca olvida sus raíces. Él aconseja a los estudiantes que lo importante “es el esfuerzo que se está haciendo para estudiar en el Tec, ya sea por parte de sus papás, hermanos, tutor o por propio mérito. Concentrarse en lograr sus metas y todo lo demás les llegará; procurar ser alguien en la vida y nunca olviden ni a su familia, ni a su país”, agregó Mark Rivera.

Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios