Con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, el Tecnológico de Monterrey otorga el Premio Mujer Tec a colaboradoras o profesoras destacadas en diversas categorías.

Daniela Gordillo Bastidas, directora del Departamento de Nutrición y Bienestar Integral de la Región Occidente del Tecnológico de Monterrey, está nominada al Premio Mujer Tec 2018 en la Categoría de “Ciencia y Tecnología” por su labor en pro de la sociedad y de la divulgación del conocimiento.

Daniela dialogó con Conecta sobre su nominación, su trayectoria profesional y sus expectativas. Esto es lo que dijo:

¿Cuáles son los méritos o qué influyó para que fueras nominada?

DG: “Te pueden postular o autopostularte. En mi caso me postularon porque te llega la notificación y concursan mujeres de todo el Tec a nivel nacional. Hay que llenar un mensaje de postulación y completar los rubros. En este caso se llenan las evidencias de porqué consideras que eres una mujer destacada en esa área, que en mi caso ciencia y tecnología.

Uno de los aspectos que me evaluarán son mis investigaciones. Subí mis publicaciones, sobretodo los dos libros que he publicado con McGraw Hill en habla hispana. Se están usando en las universidades de pregrado y posgrado, libros inéditos y las autoras principales somos mujeres. La idea es que mujeres mexicanas pueden ser escuchadas en ciencia con textos inéditos en diferentes países del mundo a este nivel. Es importante resaltar que el equipo está compuesto por alumnos que colaboraron con diversos capítulos y también directivos del Tec.

Dentro de las evidencias también mencioné una intervención semanal en Radio Mujer, cuya audiencia es en mayor parte mujeres y donde podemos dar consejos o se tiene la oportunidad de brindar información con base científica pura y dura, pero traducida coloquialmente para que puedan aplicar los conocimientos y tener una vida más saludable. Ha sido una experiencia muy bonita poder impactar ese público.

He tenido la oportunidad de hacer proyectos con profesores y alumnos de nutrición y de otras carreras que impactan de manera social, por ejemplo el Centro de Nutrición y Bienestar Integral con la maestra Mariana Orellana, la coordinadora con quien pudimos inaugurarlo en una Incubadora Social del Tec de Monterrey aquí en Guadalajara, en donde se les da atención continúa y nutricional a la comunidad. Vamos a las escuelas de la zona, los alumnos también hacen evaluaciones y pueden impactar en la comunidad necesitada.

Otro de los proyectos sociales que hacemos cada año es el Día Mundial de la Alimentación, cuyo objetivo es minimizar el hambre, pero en conjunto con otras carreras y profesores. Estoy trabajando con la doctora María José Rivas, quién también ganó el Premio Mujer Tec el año pasado en la categoría “She for She”. Fue un proyecto que a través de los alumnos de nutrición hicieron un diagnóstico físico en una comunidad de migrantes sobre las deficiencias nutricionales que tienen, a través de la evaluación física y antropométrica clínica dietética para hacer un diagnóstico y diseñar un producto alimenticio que fuera altamente nutritivo para atacar las deficiencias de proteína. A través del Banco Mexicano de Alimentos se consiguieron donaciones de producto alimenticio y los diseñadores industriales nos ayudaron a hacer el empaque y fue entonces un proyecto multidisciplinario que se pudo trabajar con los migrantes.

Las evidencias fueron entonces: investigación científica, publicaciones, impacto social en medios de comunicación y proyectos sociales”.

¿Cuál es la temática de tus libros?

DG: “El primer libro fue en noviembre 2015 y se llama “Nutrición Molecular”. Son más de 800 páginas y 52 capítulos; participan alumnos de nutrición, principalmente, y también de biotecnología y medicina, así como profesores y directivos del Campus. Soy editora y autora principal junto con mi hermana, con colaboraciones en capítulos de otros investigadores de otros países. No existían libros de ese tema antes.

El segundo libro fue recién publicado en octubre de 2017. En República Dominicana fui líder académica durante una semana en la conferencia pediátrica de la Asociación Mexicana de Pediatría, en la que fui la conferencista principal de este evento anual en tres ciudades diferentes de ese país. Se presentó el libro y se regaló a 1,200 pediatras. Se llama “Nutrición Molecular en Pediatría”, los primeros 1000 días de vida de los niños; tiene 23 capítulos. Esto abarca desde el embarazo y los primeros dos años del bebé y fue una experiencia muy bonita porque esa semana tuve impacto en 6 estaciones de radio, con entrevistas en programas de televisión y cuatro periódicos, conferencias en ciudades diferentes con médicos pediatras y nutriólogos y un taller en la Universidad Tecnológica de Santo Domingo. Es una experiencia de vinculación con la sociedad”.

¿Qué te motivó a incursionar en el tema de la nutrición?

DG: “Siempre me llamó la atención desde niña ser investigadora. Quería ser científica. Desde la carrera en el primer semestre tuve la oportunidad de tener una beca por investigación y entonces en la mañana estudiaba y en la tarde estaba de ayudante de investigación. ¿Por qué nutrición? Siempre me llamó la atención el cuerpo humano y me gustaba la medicina, pero me decidí por innovar y ser pionera en un área científica que estaba poco aplicada o investigada cómo es la nutrición. En ese momento descubrí y a cada momento compruebo que me apasiona y es una manera en la que a través del estilo de vida y de la nutrición se puede cambiar la vida de las personas. Investigar y hacer nuevos descubrimientos que se pueden traducir al público general para que también lo apliquen”.

La ceremonia del Premio Mujer Tec 2018 será este 8 de marzo 2018 en Campus Monterrey de 12:00 hrs a 13:30 hrs.

 

 

 

 

Campus:
Categoría: