Los estudiantes de la Maestría en Gestión de la Ingeniería (MEM) dieron a conocer los resultados y la transformación que lograron en las diversas empresas donde aplicaron sus conocimientos.
Por Karla Pérez - 13/09/2018

Karla Pérez | Campus Guadalajara

La Maestría en Gestión de la Ingeniería -MEM por sus siglas en inglés- desde su concepción busca impactar con un reto de la sociedad, ya sea a través de la creación de una empresa, o el aceleramiento u optimización de otras ya existentes.

Y justo este fue el desafío que superaron de manera exponencial, los 26 alumnos que conforman la primera generación de esta maestría, ofrecida por el Tecnológico de Monterrey, campus Guadalajara, al haber influido de manera directa y consistente en los socios-formadores que abrieron la puerta de sus organizaciones.

Oracle, Armasel, A2E Arquitectos y American Axel fueron las primeras empresas en ser impactadas con proyectos de optimización; Agave Labs fue apoyada para acelerar el crecimiento de esta incubadora de negocios tecnológicos; mientras Check comigo es una startups que se creó a lo largo de este ciclo y se encuentra lista para salir al mercado.

Primera Generación del MEM
Integrantes del equipo colaborador con American Axel.

Las herramientas aprendidas durante el posgrado, la problemática encontrada y la aplicación que hicieron los estudiantes con cada organización fueron cuantificados y presentados ante los directores de proyectos y socios-formadores, quienes además reconocieron el crecimiento económico, funcional y de proyección que la intervención de los jóvenes produjo.

“La diferencia que tiene el MEM contra cualquier otro proyecto que tenemos… es que los alumnos realizan su proceso de aprendizaje  formal ayudando a su país a través de administración de proyectos, y eso nos llena de orgullo… porque al final del día nos interesa también contribuir a la mejora de México”.- Gerardo Velasco Gutiérrez, director del MEM.

MEM es una maestría enfocada únicamente para profesionistas egresados de las áreas de ciencias como: ingeniería, matemáticas, sistemas computacionales o actuaría. Está orientada a formar profesionales en el área de Administración de Proyectos de Ingeniería.

Debido a la demanda que requiere y a las exigencias que deben superar los estudiantes, la selección para ingreso rechaza alrededor del 30% de los aspirantes; es decir, se busca y especializa profesionales de excelencia.

Cabe señalar que cada una de las intervenciones que realizaron los alumnos fue acompañada por la asesoría un director de proyecto. Se trata de profesores expertos del campus Guadalajara, quienes apoyan con su experiencia y vinculación para encaminar las prácticas que desean implementar.

“Las características que debían tener –un director de proyecto- eran 20 años de experiencia en consultoría. Además, no se asignan, se proponen y los grupos dependiendo del perfil de cada proyecto los escogen, y yo como director del MEM veía si estaba en línea la experiencia del profesor con el proyecto, puntualizó Velasco Gutiérrez.

Primera Generación del MEM
Directores de proyecto y Director del MEM durante la presentación final de la Primera Generación del MEM.

Los directores de proyecto en conjunto con los socios formadores hacían una mancuerna para determinar el reto, las métricas y el camino que debía seguir el equipo.

Para la primera generación de MEM los resultados hablan por sí mismos, cada socio-formador recibió más de la esperado, todos los resultados fueron medidos y en su mayoría capitalizados, las cifras a favor para los socios-formadores llegaron a los millones de pesos y el comentario unánime de los involucrados fueron las puertas abiertas para continuar la colaboración.

Tal es el caso de Armasel donde  Juan Carlos Flores Mejorada, Presidente del Consejo, compartió: “todas estas ideas de manufactura esbelta, optimización, gráficas, realmente lo veíamos muy conceptual, pero nos abrieron los ojos a lo que es una profesionalización de una industria… esto nos permitió participar en ventas muy importantes y lo hicimos gracias a que pudimos responder mucho más rápido a los pedidos grandes”.

Otro caso destacado fue el de American Axel, donde el equipo participante cumplió la meta planteada 6 meses antes de lo esperado y debido a las oportunidades que se abrieron continuaron el proyecto. A lo que el director del MEM señaló:

“Las habilidades y la forma de comunicar, la manera en cómo encontraron una pasión en una herramienta tan sencilla y tan útil que pudieron capitalizar en un año; esto vino acompañado de un ahorro a la compañía de 18 millones de dólares”.

La importancia de MEM dentro de nuestra comunidad, se trata de un impacto que logra el Tecnológico de Monterrey  al traspasar el espacio académico para llegar directamente al sector productivo de la región.

 

Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios