Dentro del marco del Encuentro Nacional de líderes deportivos, culturales y de formación estudiantil del Tecnológico de Monterrey, se realizó el homenaje que abarcó diversas categorías en Monterrey, Nuevo León.

En su tercera edición ante la presencia de directivos de nuestra institución y más de 300 asistentes de todo el país, el Tecnológico de Monterrey a través de la Dirección de Liderazgo y Formación Estudiantil (LiFE), reconoció a quienes demostraron en su labor el desarrollar en los alumnos su formación integral a través de distintas actividades, inspirándolos a incrementar habilidades y competencias que los marcará para su futuro.

La entrega del Premio Formador LiFE 2017 reconoció a los mejor en las siguientes áreas:

Atlético y Deportivo,

Arte y Cultura,

Liderazgo y Vivencia,

Consejería y Bienestar y

Profesionales de la Salud.

Y como nuevo reconocimiento al Premio a la Trayectoria LiFE lo recibió Juan Vila, de manos de directivos de nuestra casa de estudios, por su trayectoria profesional, dedicación, fructífero desarrollo de sus actividades y responsabilidades de llevar a los estudiantes hacia la búsqueda de su vida plena y la potencialización en su liderazgo.

 

Por su pasión y entrega fue galardonado con este reconocimiento, Juan Antonio Vila, director LiFE de la Región Occidente del Tecnológico de Monterrey.
Por su pasión y entrega fue galardonado con este reconocimiento, Juan Antonio Vila, director LiFE de la Región Occidente del Tecnológico de Monterrey.

“Estoy muy agradecido con el Tecnológico de Monterrey, he encontrado un lugar que me da la libertad y la confianza para desarrollar mi trabajo y lo que he hecho lo he disfrutado mucho (…) he encontrado en el Tecnológico de Monterrey el lugar perfecto e ideal para que yo esté laborando de esta manera”, Juan Antonio Vila.

 

Juan Vila ha transformado vidas

Desde hace más de 25 años, Juan Vila inició su carrera profesional en el Tecnológico de Monterrey como parte del departamento de Difusión Cultural en Campus Tampico y en el año 1996 se trasladó a Guadalajara, donde ha sido un parteaguas y punto de referencia en temas de Arte y Cultura; además de dirigir un sinfín de producciones y espectáculos de alto impacto, Juan consiguió instituir y posicionar el tradicional Emsamble en Campus Guadalajara, con el diferenciador de sumarle danza, la cual es su pasión. Ha pasado una infinidad de generaciones bajo su tutela.

 

Significado del Premio Formador LiFE

Una huella es una impresión profunda y duradera y mucho de lo que hacen los instructores, coaches, médicos, consejeros LiFe, dejan huella en sus alumnos; dejar huella es trascender, es ser auténtico.

Este es el símbolo de dicho reconocimiento, dejar huella en un roble, en donde el roble significa fuerza, no dejarse doblegar por ningún obstáculo, fortaleza física y moral. Tiene además anillos de crecimiento como un árbol que crece y cuenta su historia.

 

Juan Vila Formador LiFE 2017. 

Los formadores LiFE son calificados en los siguientes rubros para ser merecedores al premio:

Innovación,

Logros,

Vivencia y

Modelo a seguir.

En la premiación estuvieron presentes Salvador Alva, Presidente del Tecnológico de Monterrey; David Garza, Rector de nuestra institución; Alfonso Pompa, Vicepresidente de Campus; Víctor Gutiérrez, Vicepresidente de la Región Norte; y Hernán García, Vicepresidente de Talento y Cultura; entre otros directivos.

Con este galardón, el Tecnológico de Monterrey reconoce el trabajo de formadores LiFE que acompañan, escuchan y orientan al estudiante en la toma de decisiones personales y profesionales, como un motor en la autorrealización del estudiante.

Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios