Has pagado algún soborno por un trámite, comprado café para algún profesor o comida para que un amigo te haga la tarea?

6 de cada 10 mexicanos sostiene que el gobierno no hace lo necesario para combatir los diversos actos de corrupción, pero nosotros como sociedad civil no estamos exentos de este concepto y existen conductas que podrían ser consideradas como actos de corrupción o que corrompen a la sociedad.

Imaginas que tu casa la construyera alguien que toda su carrera pago por los proyectos, maquetas, planos y exámenes?

En México es común ver como la sociedad paga cuando se trata de agilizar un trámite ante una instancia gubernamental que a pesar de estar promovida en muchas ocasiones por las autoridades mismas, la sociedad al permitirlo se vuelve parte primordial de este tipo de corrupción.

Encubrir a un amigo copiando en un examen se considera normal, no lo ponemos en evidencia pues la presión social es muy fuerte para no denunciar, pero debemos acabar con este tipo de conductas si queremos lograr que en nuestra sociedad no exista la corrupción.

México tiene de los primeros lugares en los rankings de percepción de la corrupción, la cual desde el año pasado va en aumento acelerado según estadísticas de Transparencia Internacional, organización no gubernamental, no partidista y sin fines de lucro dedicada a combatir la corrupción a nivel nacional e internacional.

 

El reto para la comunidad Tec

Bajo la creencia de que la corrupción es un tema exclusivo del gobierno, nos hemos vuelto tolerantes hacia estos problemas, sin embargo no debemos olvidar que parte importante de la corrupción viene desde la sociedad, así lo expresó la Dra. Ochman.

“Vivimos en una sociedad afectada por la corrupción, más allá del costo económico es importante que nosotros asumamos un compromiso ético que implica reconocer que la corrupción está mal, que corromper a un tercero implica un daño social y un impacto que va más allá de nuestro propio bienestar, no esperemos que primero se reformen los políticos, el cambio empieza con cada uno de nosotros con estas acciones cotidianas”.

El problema atañe a todas las generaciones, en México existen altos niveles de corrupción e impunidad, tenemos una tendencia a la corrupción como país debido a que seguimos con la creencia de que al ser sociedades colonizadas debemos seguir bajo la imposición y la resistencia, comentó el Mtro. Gerardo Blas.

“No nos vemos reflejados en las leyes que nosotros mismos nos damos, nos hemos vuelto ingeniosos para no respetar la ley y sacar ventaja al no cumplir con los reglamentos establecidos dentro de la sociedad”.

 

El miedo a no denunciar

Las cosas pueden cambiar si promovemos la denuncia y nos volcamos en contra de la impunidad.

“El miedo es promovido por los que viven de la corrupción, en la política por los funcionarios públicos, pero en ambientes sociales donde la represalia de la denuncia viene de la presión social, debemos armarnos de valor y hacer lo que es honesto”, puntualizó el Mtro. Blas.

 

De esta manera, la Dra. Martha Ochman y el Mtro. Gerardo Blas, ambos profesores del departamento de relaciones internacionales del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, plantearon los retos que como comunidad debemos encarar para superar la corrupción invitando a la comunidad Tec a comprometerse al 100% para evitarla, así como fomentar la denuncia cuando vean algo que va en contra de las normas legales y los principios éticos.

Este panel se llevó a cabo como parte de las actividades realizadas en conmemoración al Día Internacional contra la Corrupción por la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey en los Campus Estado de México, Santa Fe y Ciudad de México.

 

 

Categoría:
-