El movimiento Culture of Respect se originó en Estados Unidos para desarrollar la capacidad de las instituciones educativas de poner fin a la violencia sexual a través de un cambio continuo y expansivo.
por Mariana Perales - 30/05/2019

Mariana Perales | Campus Estado de México

El Tecnológico de Monterrey se sumó al movimiento estadounidense “Culture of Respect”, el cual, trabaja para garantizar que las instituciones creen políticas y programas que apoyen a sobrevivientes, prevengan la violencia sexual y comuniquen que ésta es inaceptable.

El Tec es la primera universidad de México en sumarse al grupo de universidades que actualmente forma parte de “Culture of Respect”, 34 de ellas en Estados Unidos y una en Canadá.

El Centro de Dignidad Humana del Tecnológico de Monterrey será el responsable de liderar este proyecto con el propósito de escuchar de primera mano las necesidades de la comunidad y guiarlos en la aplicación del mismo.

El programa piloto comenzará a operar en los campus Monterrey y Estado de México, para después extenderse al resto.

“Somos la primera universidad mexicana y el campus Estado de México junto con campus Monterrey, está arrancado como parte del grupo piloto de 'Culture of Respect' en el Tecnológico de Monterrey.

"Esto nos servirá para identificar las buenas prácticas y áreas de oportunidad que tenemos como campus en cuanto a violencia sexual”, señaló Karla Urriola, líder de la Oficina de Género y Comunidad del Centro de Dignidad Humana.
 

comite culture of respect cem
Comité "Culture of Respect" campus Estado de México.


De acuerdo con datos de “Culture of Respect”, en Estados Unidos, 1 de cada 3 chicas en ambientes universitarios sufre de violencia sexual; 1 de cada 5 hombres es propenso a sufrir este tipo de violencia, mientras que la comunidad LGBT corre 3 veces más riesgo de vivir violencia sexual.

Para medir los esfuerzos que como institución se han realizado para prevenir y responder a la violencia sexual, “Culture of Respect”, cuenta con la Evaluación CORE, una herramienta exclusiva que ofrece un enfoque alcanzable para mejorar la coordinación en una institución.

La encuesta detallada se guía en torno a 6 pilares del proyecto CORE Blueprint que ofrece a los líderes institucionales la oportunidad de examinar de cerca la red de políticas, programas y procedimientos que componen su estrategia para prevenir y responder a la violencia sexual.

Los 6 pilares son:

  • Apoyo a sobrevivientes
  • Políticas claras
  • Educación en todos los niveles
  • Transparencia de estadística
  • Movilización escolar con grupos estudiantiles
  • Autoevaluación continúa

Verónica Pedrero, directora general del campus Estado de México señaló que este tipo de iniciativas son necesarias y que la Federación de Estudiantes del Tec (FETEC), se involucre enriquece mucho el resultado.

“Los estudiantes platicaron conmigo sobre sus necesidades y las situaciones que ellos viven. Con esto vamos a poder tener un panorama más claro para tomar acciones y erradicarlas”, puntualizó.

"Culture of Respect" se fundó en 2013 por padres de estudiantes universitarios alarmados por la alta tasa de agresión sexual y la falta de recursos integrales para sobrevivientes, estudiantes, colaboradores y padres de familia.

En 2016, Culture of Respect se convirtió en parte de la Asociación Nacional de Administradores de Personal Estudiantil (NASPA). 

La Cultura de Respeto se encuentra dentro de las iniciativas de Salud, Seguridad y Bienestar de NASPA, que apoyan a los administradores de asuntos estudiantiles para crear entornos de campus adecuados.


LEE TAMBIÉN:


 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Categoría:

En Nuestros Otros Medios