“Un día sin nosotras” dejará una huella en la historia de México. Se busca a través de este, que la percepción sobre las mujeres en el país cambie.
Por Mariana Perales|campus Estado de México - 06/03/2020

El 8 de marzo, se conmemora el Día Internacional de la Mujer. Un día después, el 9 de marzo, las mujeres en México buscarán hacer historia al no salir de su hogar ese día.

“El nueve nadie se mueve”, es una protesta a la poca o nula respuesta de los gobiernos para defender a la mujer de las agresiones a las que está expuesta en la vida cotidiana, estima Mónica Lloret.


En entrevista, la profesora de la Escuela de Humanidades y Educación del Tec de Monterrey, campus Estado de México, explica por qué es importante este llamado nacional como un acontecimiento positivo.

“Es una necesidad, es un llamado a la acción a partir de toda la violencia que vivimos,  no solo hablando de una violencia o falta de derechos estructural, desde el punto de vista político, civil, cultural, social,

“Estamos hablando de violencia desde micromachismos, estas cuestiones que hemos normalizado, hasta violencia al grado de violar y matar a una mujer, por el simple hecho de ser mujer”, explicó.

Mónica es Maestra en Estudios Humanísticos con Especialidad en Ética Aplicada, trabaja con un colectivo de mujeres artesanas en Chiapas, otro de mujeres Rarámuris, y con el DIF de Tlalnepantla en un refugio para mujeres víctima de violencia grave.

“Son dos acontecimientos importantes, el día domingo 8 de marzo la marcha de las mujeres y el siguiente día, es un día sin mujeres,

“Esta lucha es para que las mujeres seamos vistas como sujetos de derechos y no como objetos”, enfatizó. 

nota-9M-tec-cem

Dicho llamado, fue convocado por la organización feminista Brujas del Mar, originaria de Veracruz, tras el feminicidio de Ingrid Escamilla y la niña Fátima. Y al cual, universidades, empresas y grandes corporativos han decidido sumarse.

“Estos dos son casos que han trascendido y agarrado la prensa, pero hay cientos de mujeres invisibles,

“Cuando las empresas se empiezan a sumar es porque ven que es un movimiento muy fuerte, pero también es un gran reto para las organizaciones, porque a partir de ese día tendrán que revisar y cuidar que políticas estarán manejando contra el acoso y hostigamiento”, enfatizó Mónica Lloret.

El objetivo de este paro es visibilizar la violencia de género en el país, especialmente la feminicida, que tan solo en enero de este año, cobró la vida de 73 mujeres según el Sistema de Seguridad Pública (SNSP).

Esto es un momento clave para saber qué vamos a hacer, cómo vamos a reeducar, cuáles van a ser las políticas públicas que vamos a generar, cómo vamos a castigar porque en muchos casos tiene que ser punitivo, estos temas de acoso, violencia, hostigamiento, incluso la diferencia de sueldos”, 

“Todas las mujeres nos estamos sumando desde nuestros privilegios o falta de estos, por ejemplo, si un ama de casa se suma es bajo este tema de ¿por qué a mí me toca la doble chamba?, ¿por qué no tengo un salario por tener un trabajo que no tiene horario dentro de casa?, resaltó.

nota-9M-ccuidado-hijos-hogar

La profesora de materias de Ética y Ciudadanía, imparte también un Tópico de Equidad de Género, Mujeres y Sociedad, en el que busca concientizar cada vez a más estudiantes del Tec campus Estado de México sobre estos temas.

El 9 de marzo, será entonces, la primera vez que las mujeres pararán sus actividades en México, sumándose a otros paros y huelgas de mujeres que en distintas partes del mundo hicieron historia.

“¿Cuál es el objetivo de un día sin mujeres? no trabajar, y sí, en efecto, va a tener un impacto en la economía y el tema es que los hombres vean qué pasa cuando una mujer falta, cómo está desbalanceado el trabajo,

“Y en ese sentido, no podemos solo faltar, o solo estar en el movimiento las mujeres con más privilegios. ¿Qué pasa con las mujeres de intendencia, las mujeres policías? parecería que el movimiento solo es para las mujeres privilegiadas y no debe ser así”, puntualizó la profesora.

mujer-trabajando-nota-9M

Tal es el caso de Islandia, cuando el 24 de octubre de 1975, las mujeres paralizaron el país, saliendo a la calle para exigir igualdad de derechos. 



En ese entonces, el 90% de las mujeres del país europeo no acudieron a sus lugares de trabajo ni se encargaron de las labores del hogar.

Dicho paro que fue conocido mundialmente como el “Día Libre de las Mujeres”, y trajo como resultado que cinco años después, Vigdis Finnbogadottir se convirtiera en la primera presidenta mujer en Europa y la primera elegida democráticamente en Islandia, tras vencer a tres hombres en la contienda.

“Islandia y Finlandia hoy, son los países en el mundo que tienen la brecha de género más cerrada, que han ido caminando hacia la igualdad de género, hay mucho trabajo detrás de esos movimientos,

“
Quiero destacar que las mujeres estamos en nuestro derecho civil y político de hacer paro”, detalló.

nota-9M-tec-cem

Entonces, ¿qué nos toca hacer como mujeres en México?

“No es un día, es un momento clave y hay mucho trabajo después, porque no vamos a regresar a como estábamos, y para eso es importante seguir estos puntos:

1. Tratar de que no se pierda el objetivo, seguir en el movimiento

“Cuando nos empezamos a politizar, se empieza a perder el objetivo, como mujeres lo que tenemos que hacer es tratar de que no se pierda ese objetivo,

“No se trata solo de salir a la marcha el domingo y hacer el paro el nueve, sino tomar una postura política, que de hecho, el solo decir que eres feminista, es una postura política”,

2. Pensar qué más puedo hacer, qué propuestas puedo hacer

“¿Cómo podemos trabajar en conjunto con otras universidades, organizaciones, colectivos?, ¿Qué estrategias y desde dónde puedo impulsar para tener una institución que se va moviendo hacia la igualdad de género?

3. Mantenernos unidas

“Es importante la transversalidad, este movimiento no es solo de las mujeres que buscamos equidad en el salario, o que el trabajo del cuidado de los hijos sea pagado, es también de y por las mujeres que hacen la limpieza, las mujeres transgénero, las obreras, indígenas, todas exigimos desde nuestra particularidad”,

4. Aprender a cuidarnos

“Debemos aprender a cuidarnos entre todas, hay muchos hombres que están sumados al movimiento, tenemos la voz, el momento histórico, apoyados por nuestras parejas, porque esto no solo es algo que vamos a hacer las mujeres, estamos apoyadas por quien se quiera sumar”,

5. Tener un pensamiento crítico

“Debemos desarrollar nuestra reflexión crítica para entender qué pasa, qué es lo que viene y cuál es mi lugar en el mundo en cuanto a esos hechos sociales, qué es lo que sí tengo que hacer y qué es lo que no puedo hacer”,

6. Sumarme a grupos colectivos dentro o fuera del Tec

“Las mujeres estamos desde diferentes frentes buscando la equidad, hay grupos de alumnas dentro del Tec que se están organizando, son maravillosas, tienen propuestas, ideas;

“Desde la academia, también se están generando algunas propuestas, por ejemplo, con tópicos como el de Equidad de Género, mujeres y sociedad”, añadió.

7. No dejar la luchar

“Desde la resistencia qué otras cosas vamos a hacer, vincularse con otras mujeres, reeducar, cómo educo a mis hijos varones, cómo educo a mis hijas mujeres, qué le exijo al estado, a las otras instituciones, a los partidos políticos, a las iglesias, templos, a las universidades”,

8. Tener claro desde donde educo

“Tenemos que tener claro el mandato de masculinidad, los hombres sufren mucho también con esta desigualdad, el mandato de masculinidad habla de cómo criamos a los hombres para ser macho alfa que se respete, para ver a la mujer como un objeto,

“En nuestra casa, espacio privado y público, cómo nos vamos a cuidar, cuáles van a ser los nuevos modos, es importante ver qué conductas replico yo para generar esta violencia y qué es lo que quiero que pase, cuál es mi lugar en el mundo y en el movimiento”,

9. Cuidar el tema del lenguaje

“Que no sea nada más un tema de corrección política, que sea porque lo estamos haciendo, pero también porque estamos trabajando en los casos de acoso que hay en todos lados”,

10. Empoderarnos como ciudadanas

“Empoderarnos como mujeres, comenzar a hacer vínculos de modo ordenado, con los colectivos, con la sociedad, repito, este es un momento histórico para que se escuche nuestra voz, nuestras demandas,

“El feminismo no es uno solo, son muchos feminismos, hay muchos tipos”, aseguró.

El 8 de marzo se conmemoran a muchas mujeres que han luchado a lo largo de la historia porque sus derechos no han sido respetados.

Mientras que el 9 de marzo, será un día para discutir cómo las mujeres viven la violencia, y qué se puede hacer entre todos para que la sociedad deje de ser tan machista.

“Esta protesta no es un día único, es un momento para dar visibilidad pero se necesita mucho trabajo, tiene que tener continuidad, no puedo sumarme nada más un día, y al día siguiente regresar a lo que consideramos “normal”, tú eres parte de este cambio”, concluyó. 

 

SEGURO QUERRÁS LEER TAMBIÉN:
 

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Categoría:

En Nuestros Otros Medios