Tras cumplir un año del sismo del 19 de septiembre de 2017, la comunidad del campus Cuernavaca realizó una Ceremonia de Gratitud para reconocer la solidaridad, resiliencia y apoyo que todos los miembros mostraron durante este tiempo.
Por Andrea Rodríguez - 21/09/2018

Andrea Rodríguez | Campus Cuernavaca

Caras llenas de agradecimiento, fortaleza y reflexión fueron las que se presenciaron durante la ceremonia del 19 de septiembre que se realizó en campus Cuernavaca. 

“Durante el evento pude sentir la energía y las emociones que transmitían los alumnos y miembros del Tec. Era una energía que, sin duda me hizo ver, que campus Cuernavaca es un campus con corazón" expresó Bruno Zepeda, Vicepresidente de Operaciones del Tecnológico de Monterrey en su visita al campus.

 

El evento que dio inicio fue la presentación del libro “De grande quiero ser mexicano”, en el cual más de 99 autores narran su experiencia durante el sismo.  Este proyecto lo coordinaron los maestros Carlos Mendiola, Imelda Hernández y Mayte Barba, con el objetivo de que el libro fuera la evidencia de lo que somos capaces de lograr los mexicanos cuando nos unimos.

“Las historias que se relatan son tan impactantes que te hacen sacar lagrimas, por todos los sentimientos que transmiten. Pero no es por recordar los momentos tristes, sino por recordar todo lo que somos capaces de hacer al unirnos” Explicó Mayte Barba, coordinadora del proyecto.

 

Posteriormente el muro de la reflexión, que se instaló especialmente para este día, se llenó de palabras y frases que contenían los sentimientos de los alumnos y miembros del campus que escribieron en él. Estos mismos dejaron pintadas las huellas de sus manos con diferentes colores, como símbolo de apoyo al país.

Ha este evento se nos unió el Rector del Tecnológico de Monterrey, David Garza, el cual visitó el campus para brindar apoyo a la comunidad del campus Cuernavaca en la ceremonia de gratitud.

Se realizó una sesión especial de meditación con la temática de gratitud hacia la vida, que tenía como objetivo “el dedicar unos instantes a entrelazarnos con toda comunidad Tec. Aprender a manejar nuestros recuerdos y transformarlos en experiencia de vida.” Explicó Lizy Alouette Ballesteros, maestra que impartió la sesión de meditación.

Posteriormente, el grupo de ensamble musical tocó tres canciones que hablan sobre la resiliencia y buscar el lado positivo de las situaciones. Además, las canciones que eligieron  son canciones con las que la comunidad del Tec CVA se ha identificado durante varios años.

Las canciones que tocaron fueron:

  1. Caraluna de Bacilos

  2. Chain of Fools, de Aretha Franklin

  3. Color Esperanza de Diego Torres .

 

Para dar inicio a la esperada ceremonia de gratitud, la alumna de la PrepaTec, Divanna Silva Novelo, dio un discurso que conmovió a todos los presentes, porque nos hizo recordar como caímos tras el sismo y como unidos, nos volvimos a levantar, más fuertes que nunca.

“Como comunidad, hace un año experimentamos una época de terrible incertidumbre. El temblor y sus consecuencias exigieron de cada uno de nosotros decisiones rápidas, coraje y espíritu solidario. Quienes estaban aquí no me dejaran mentir. El susto no había pasado, y en nuestras instalaciones ya comenzaban las recaudaciones de víveres, la organización de las brigadas, y la carga y descarga de ayuda… La palabra “Resiliencia Tec” nunca antes había cobrado tanto significado” Fueron las palabras de Divanna Silva en su discurso.

 

Una de las personalidades que impactó a todos por el mensaje de solidaridad que dio, fue Jorge Font, consejero del Tecnológico de Monterrey en Cuernavaca:

“Gracias por recordarnos que ser un solo Tec es la suma viva de las capacidades con las que cuenta cada campus. Las cuales, al unirse se multiplica su fuerza y hacen que los problemas, como el 19s, no sean tan amenazantes porque los enfrentamos con la magia del “nosotros”


 

“La verdad el escuchar a nuestra alumna y a Jorge me hizo regresarme a la situación de hace un año, sin embargo, no fue el terremoto en lo que pensé, sino en todo el apoyo y ayuda que nuestros alumnos y colaboradores brindaron a la comunidad, y eso me llena de orgullo.” Comentó Pedro Grasa, Vicepresidente de la Región Sur.

 

Las experiencias vividas durante el 19 de septiembre del 2017 todavía están muy presentes en nuestra comunidad, sin embargo, con la ceremonia de agradecimiento se logró destacar lo bueno que surgió de esta tragedia, que en nuestro caso fue desatascar la valentía con la que todos los miembros del campus Cuernavaca actuamos, la unión y solidaridad que hubo a nivel nacional, y el esfuerzo que se hizo para superar y adaptarnos a la situación.

 

“Estamos muy orgullosos de ustedes, porque representan lo que es el espíritu Tec, el espíritu emprendedor que ante las adversidades no se da por vencido y al contrario encuentra la manera en que las cosas sucedan. Tenemos que seguir adelante, porque la vida va a estar llena de muchos retos y muchos obstáculos, pero ustedes han demostrado que pueden superar cualquier situación que se les presente.” Fueron estas las palabras que el Rector del Tecnológico de Monterrey, David Garza dedicó a todos los miembros de campus Cuernavaca.











 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Etiquetas:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios