Esta actividad se ha vuelto una tradición que inspira a los alumnos a convivir con sus compañeros y profesores, así como desestresarse después de los parciales.
por Helena Serrano - 20/09/2018

Helena Serrano | Campus Cuernavaca

Fotografías: Joskua Villagómez

Lo que comenzó como una convivencia fuera del salón de clases, es ahora una de las tradiciones más esperadas del Tec de Monterrey campus Cuernavaca: donas y café para celebrar el término de los exámenes.

El primer jueves después de los exámenes parciales, a las 9:45 horas, directores de carrera, profesores y laboratoristas ponen mesas para servir donas y café a los alumnos, que rápidamente son tomados por los alumnos para terminarse en menos de 20 minutos.

En CONECTA te presentamos cómo se originó esta tradición.

Tradicionales donas y café después de parciales


¿CÓMO COMENZÓ TODO?

De acuerdo a Rebeca Guadarrama, asistente del área de profesional, con 27 años de trayectoria en el campus, la tradición inició en 1996 con el Dr. Dídimo Dewar, entonces director de la División Académica de Ciencias Sociales (DACS) del campus.

La actividad surgió con la finalidad de que los estudiantes convivieran fuera de las aulas con sus profesores. En ese entonces nuestro campus se encontraba en Lomas de Cuernavaca y se hacía después de cada parcial para chicos de profesional", relató Rebeca.

Anteriormente, el Tecnológico de Monterrey contaba con 3 periodos parciales, por lo que las donas se regalaban en el primero y tercer parcial.

En la actualidad se entregan al finalizar los 2 periodos de exámenes al semestre (4 veces al año).

Tradicionales donas y café después de parciales en Cuernavaca


Cada semestre el campus compra más de 2 mil donas, entre azucaradas y cubiertas de chocolate, y más de 140 litros de leche y 60 (litros) de café", contó Alejandra Pacheco, directora de Servicios de Apoyo del campus.

Las donas son preparadas por la panadería "El Oasis", y la Dra. Mónica Larre, quién instituyó las donas como tradición en las nuevas instalaciones del campus, comentó que elegir este lugar no fue un proceso tan sencillo.

“La elección de la panadería se la debemos a nuestras secretarias. La primera ocasión que se hizo el evento en nuestro nuevo campus buscamos en diferentes panaderías, hasta que encontramos este lugar”, explicó.

Donas y café una tradición del campus Cuernavaca


Los alumnos opinaron de esta tradición.

“Después del gran esfuerzo que representa estudiar para los exámenes, no puedo resistirme a comer una dona, es mi forma de decir: lo hiciste bien, felicidades, expresó Salma Giles, alumna de Administración y Estrategia de Negocios.


LA TRADICIÓN 

  • 2 mil donas por semestre (azucaradas y de chocolate)
  • 140 litros de leche
  • 60 litros de café
  • Más de mil alumnos contentos
Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios