Víctor Flores y Paula Gómez, estudiantes del Tec en Ciudad de México, crearon una bolsa que acelera el proceso de desintegración de desechos.

Rebeca Ruiz| Campus Ciudad de México

Con la ayuda de la empresa Innovatio, los estudiantes del Tec de Monterrey en campus Ciudad de México, Paula Gómez y Víctor Flores materializarán el proyecto denominado Ya’ax Chíim.

Dicho proyecto es una bolsa orgánica, que además de ser biodegradable, ayuda a agilizar el proceso de desintegración de la basura orgánica, esto con la finalidad de ayudar al medio ambiente y evitar que los desechos lleguen a ríos y mares.

“Podemos ser responsables de salvar la vida marina, nuestra propuesta es una bolsa de bioplástico hecha 100 por ciento de material orgánico. El objetivo es degradar la basura orgánica que se deposite en ella” explicó Víctor Flores, estudiante de biotecnología.

Al degradarse la basura dentro de la bolsa de bioplástico, se mejorará la calidad del aire, así lo explicaron los alumnos creadores de Ya’ax.

estudiantes creadores de bolsa biodegradable

“Cuando la basura orgánica no es tratada correctamente, se pudre y genera gases que contaminan el ambiente, Ya’ax degrada la materia orgánica y mejora la calidad del aire y por ende la calidad de vida”, dijo Paula Gómez, estudiante de creación y desarrollo de empresas.

Ya’ax recibirá el apoyo de la empresa Innovatio del EXATEC Ricardo Villalobos, donde se les ofrecerá asesorías y acompañamiento hasta materializar este proyecto.

Por otra parte, Paula Gómez y Víctor Flores acudirán a la siguiente edición de INCMty para presentar Ya’ax Chíim a inversionistas y empresarios

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Categoría:

En Nuestros Otros Medios