Diego Sánchez, alumno del campus Ciudad de México, se colgó dos medallas de plata en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Barranquilla 2018, en la disciplina de remo.
por Rebeca Ruiz - 31/07/2018

Rebeca Ruiz| Campus Ciudad de México

El viento fuerte, el cual que provoca mayor oleaje e inestabilidad en el bote, no fue impedimento para que el remero Diego Sánchez subiera al pódium en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

Tanto en la prueba de dos pares de remos cortos, como en dos remos largos, el alumno de Ingeniero Industrial y de Sistemas del campus Ciudad de México, alcanzó la medalla de plata para México.

Diego en el bote

“Las condiciones climatológicas de la pista de remo en Colombia fueron muy difíciles, había mucho viento en contra lo cual hace que las carreras duren más ya que el viento frena el bote, así como el viento levanta oleaje que hace que el bote sea inestable.

Creo que ha sido una de las pistas más difíciles en las que he competido por las condiciones del viento”, comentó el seleccionado mexicano.

Combinar el deporte de alto rendimiento y los estudios universitarios, requieren el doble esfuerzo, así lo explica Diego Sánchez.

Diego en el podium

“Tengo que organizarme muy bien en cuanto a los horarios de escuela y de entrenamiento, armo mi plan al principio del semestre y me adapto en cuanto a los horarios y lugares en los que voy a entrenar y los horarios en los que haré cosas de la escuela.

“En algunos semestres que he tenido que reducir la carga de materias a cuatro o cinco para poder combinar las dos cosas”, agregó.

El siguiente objetivo de Diego es un selectivo nacional en noviembre de este año y así continuar con su preparación dentro del ciclo olímpico, rumbo a Tokio 2020.

Diego con medalla

Categoría:

En Nuestros Otros Medios