Alumnos de Campus Chihuahua obtuvieron la medalla de oro en la competencia internacional "International Genetically Engineered Machine" (IGEM).

Fernando Fierro | Campus Chihuahua

 

Un grupo multidisciplinario de alumnos del Tec de Monterrey, campus Chihuahua obtuvo medalla de oro en la competencia "International Genetically Engineered Machine" (IGEM), en la ciudad de Boston, Massachusetts.

Estudiantes de Biotecnología, desarrollaron un proyecto en el que lograron modificar genéticamente la bacteria Erwinia amylovora, causante de la enfermedad denominada "mancha de fuego", la cual ocasiona grandes pérdidas en las cosechas de manzanas.

 

Estudiantes Tec Chihuahua

 

Se plantea que esta bacteria, modificada genéticamente, se utilice para inhibir a las demás bacterias y así evitar la enfermedad.  

Armando Palacios Chaparro, uno de los alumnos participantes, comentó que está muy satisfecho de haber tenido la oportunidad de asistir a dicha competencia, donde participaron universidades con renombre internacional, a las cuales pudieron superar.

"Es muy bueno que el Tec de Monterrey te permita a participar en este tipo de competencias donde esta Harvard, a la cual incluso superamos ya que ellos ganaron la medalla de bronce", resaltó.

En el proyecto también participaron alumnos de Ingeniería Industrial, Derecho y Arquitectura, en el que apoyaron en áreas referentes a su conocimiento; por ejemplo, los de Derecho trabajaron en las Normas Oficiales Mexicanas (NOM´s) y una política pública para promover el uso de estos organismos genéticamente modificados.

Estudiantes Tec Chihuahua

 

Cada grupo de estudiantes contó con un asesor experto en la materia, que se encargaba de acompañarlos en el desarrollo de su proyecto, para que pudieran tener a su alcance todas las herramientas necesarias para lograr el objetivo de la competencia.

 

IGEM es una competencia en la que los alumnos participantes desarrollan proyectos relacionados con biología sintética, disciplina que se encarga de diseñar sistemas biológicos que permiten que en una célula u organismo pueda establecer diferentes circuitos que permitan dar instrucciones a las células.

 

Este concurso de carácter mundial, comenzó por iniciativa del Tecnológico de Massachusets (MIT), en él participan estudiantes y profesores para desarrollar y presentar proyectos dirigidos a las áreas que componen la biología sintética: biología, física, informática y matemáticas. Una de las características del concurso es que los estudiantes deben trabajar en la parte ingenieril, razón por la cual al inscribirse al concurso se les otorga un kit con partes biológicas que se pueden intercambiar, conocidas como "biobricks" los cuales deberán implementar en el diseño del sistema biológico.

 

Estudiantes Tec Chihuahua

 

 

Campus:
Categoría: