El Premio Eugenio Garza Sada se otorga a las personas e instituciones que contribuyen al desarrollo de México
Por Rosario Vargas | Campus Chihuahua - 28/08/2020

Chihuahuense ejemplar, empresario comprometido con la educación e impulsor de Líderes del Mañana del Tecnológico de Monterrey.

Así es don Enrique Terrazas Torres, que este año recibe el Premio Eugenio Garza Sada en la categoría Liderazgo empresarial humanista.

“Nunca puede uno pensar que es digno de un reconocimiento, sobre todo de una fundación como la de don Eugenio”, comenta en entrevista para CONECTA.

Don Enrique, cuenta que en un primer momento no podía creer que era uno de los galardonados de la edición número 27 del premio.

“Nunca puede uno pensar que es digno de un reconocimiento, sobre todo de una fundación como la de don Eugenio”

“Ya cuando asimilé me dio mucho gusto y sentí una gran satisfacción de que algunas de las actividades que yo realizo habían tenido impacto en la comunidad de Chihuahua”.

Su motivación para apoyar a la educación comenzó desde muy joven, cuando al terminar sus estudios en la universidad de Cornell en Ithaca, New York, regresó a Chihuahua.

“Me fui a la universidad de Cornell a estudiar ingeniería civil, al regresar a Chihuahua me di cuenta de que algunos amigos no habían tenido las mismas oportunidades y yo dije hay que hacer algo por la educación en México”.

Es así como al lado de su hermano Federico, fundaron el campus Chihuahua del Tecnológico de Monterrey.

Desde entonces, su labor humanista la ha encaminado a fortalecer la educación, “creo que el reto grande que se tiene es lograr que la educación sea de calidad”.

Al respecto, don Enrique forma parte Promesa educativa, asociación que pertenece a la Red Ser, encaminada a transformar la vida de niños y niñas mediante la educación.

 

“Creo que el reto grande que se tiene es lograr que la educación sea de calidad”

 

Esta red cuenta con 10 escuelas en el país, 2 de las cuales se ubican en la ciudad y utilizan el sistema KIPP (Knowledge Is Power Program).

“Hasta este momento se ha tenido una buena experiencia de todas las escuelas de la red, el propósito es ver si logramos suficientes escuelas y poder plantearle a la Secretaria de Educación utilizar este sistema educativo”.

Su compromiso con la educación lo llevó a ser el primero donar recursos para otorgar una beca para Líderes del Mañana.

“A mí me impresionan, todos son admirables, cada uno por lo que dice, la forma como se expresan, las aspiraciones, me parece que es un programa increíble, por lo que felicito al Tecnológico por este programa”.

A lo largo de los años y de todos sus proyectos e iniciativas, siempre ha estado acompañado por su familia.

“Ellos ocupan el primer lugar, Lily, mi esposa, todo el tiempo me apoya en todo lo que hago, al igual que mis hijos”.

Este apoyo lo ha llevado a dejar en buenas manos su legado. “Afortunadamente en todo lo que me ha tocado participar, ya está organizado, hay alguien que ha tomado el liderazgo”.

Sin embargo, su incansable espíritu lo mantiene enfocado y, sobre todo, con una gran responsabilidad social.

“Ahorita lo que traemos pendiente es un proyecto de un centro comunitario, ya lo terminamos, pero no lo podemos abrir por la pandemia”.

Para don Enrique lo más importante es asumir la responsabilidad social. “Puede uno medir las oportunidades que ha tenido en la vida, nada más asumir una responsabilidad social, porque hay muchas personas que no han tenido las mismas oportunidades que uno ha tenido”.

SEGURO TAMBIÉN QUERRÁS LEER:

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios