Luis Antonio Corral Pérez, EXATEC LAF y director general del grupo La Norteñita dio consejos a los alumnos de la mejor forma de llevar las empresas familiares
por José Alejandro Díaz Muñoz - 16/03/2018

José Alejandro Díaz Muñoz | Campus Chihuahua

Luis Antonio Corral Pérez, EXATEC LAF y director general del grupo La Norteñita, dio una conferencia sobre los puntos clave que llevaron a su familia continuar con su empresa, y ser un caso de éxito a nivel internacional.

Norteñita

El grupo La Norteñita, establecidas en ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua, es una empresa de éxito tanto como en la transición familiar, como en su competitividad en el mercado de manzanas en México.

“Después de más de 40 años en el mercado, nos hemos convertido en la empresa líder en producción, conservación, industrialización, empaque y comercialización de manzana sus derivados en México y América Latina misma que es reconocida por sus altos estándares de calidad”, comenzó Luis Corral.

Los estudiantes pudieron aprender de la trayectoria de la empresa, conocer las claves y procesos que se tienen que vivir para seguir emprendiendo dentro de una empresa familiar.

“¡Institucionalización!; es la clave para que una empresa familiar funcione” mencionó el Luis Corral, “es importante que cuando, el fundador y cabeza de toda la empresa deja su patrimonio a la familia, se lleven a cabo una serie de cambios en la estructura, empezando por crear los órganos de gobierno de una institución”, indicó

Norteñita

El orador, basado en su experiencia, mencionó que, al dividir la empresa entre la familia, se debe recurrir a un asesor encargado de ayudar a crear protocolos familiares, esto con el fin de que la empresa se separe de las relaciones afectivas, ya que son dos temas totalmente diferentes.

“El institucionalizarse requiere crear una jerarquía, comenzando por los accionistas, seguido el consejo de administración, después el director, y finalmente la estructura por procesos, esto ayudará a que la empresa se establezca con reglas generales, las cuales debe cumplir la familia”, recalcó.

El paso anterior no lo es todo, también es importante que la familia respete los roles, “respetar los roles es lo más complicado, porque debemos respetar las decisiones que se tomen por los altos mandos, sin importar la relación familiar existente”, mencionó el director general de la Norteñita.

Norteñita

Al delegar la autoridad a la primera generación, no quiere decir que las siguientes generaciones familiares, pueden entrar a la empresa con facilidad, y eso se debe establecer en el protocolo inicial, ya que la empresa es una institución, formal y se deben respetar sus reglas, así como el modo de contratación y relevo de puestos dentro de los órganos de gobierno.

Se debe crear una estrategia para preparar a las siguientes generaciones, para trabajar dentro de la empresa, se les tiene que dejar claro que tienen que respetar los acuerdos, y reglas establecidas.

“Hoy en día, nuestro grupo es el principal productor y comercializador de manzana por participación de mercado, volúmenes de producción y ventas”, concluyo Luis.

 

 

 

 

Campus:
Tags:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios