Este trabajo servirá a la Secretaría de Salud del estado para determinar cuáles son los focos de infección o zonas que afecten el bienestar de la población.
Por Adrián Anchondo Alvídrez - 19/10/2018

Adrián Anchondo Alvídrez | Campus Chihuahua

 

Ubicado a las afueras de la ciudad de Chihuahua, el Ejido Ocampo tendrá su primer diagnóstico de salud gracias al trabajo de 19 alumnos de Medicina del campus Chihuahua del Tecnológico de Monterrey.
 

Apoyados por el recién inaugurado Centro de Salud del ejido, los estudiantes comenzaron un plan para identificar los principales puntos de riesgo para la comunidad.

"Al momento que ustedes vienen al ejido, nos ayudan a promover una cultura de prevención y cuidado de enfermedades infecciosas”, comentó José Jesús Martínez Monreal, director y médico tratante del centro de Salud.

Este es el primer diagnóstico que se realiza en el Ejido Ocampo, el cual servirá a la Secretaría de Salud para determinar cuáles son los focos de infección o zonas que afecten el bienestar de la población.

 

Los alumnos realizaron encuestas

“Como alumnos de medicina tenemos que darnos cuenta de las distintas situaciones en las que se encuentra nuestro país y una manera de ello es saliendo fuera de la zona de confort”, indicó Paola Rangel, estudiante participante del proyecto.

El programa consistirá en varias fases, en su primera visita los jóvenes realizaron un diagnóstico de la zona para determinar el plan de acción y atacar los factores que representen un riesgo para la salud.

“Es la herramienta para darte cuenta de las condiciones del área donde vives y las oportunidades que tienes para mejorarla, es una fuente de aprendizaje para saber cuáles son las necesidades básicas de una población”, resaltó Sergio Gómez, alumno del Tec.

En una segunda visita, se realizaron encuestas de casa en casa que serán usados para ver la calidad de vida que poseen las personas en la zona y dar la invitación a que se apliquen las vacunas adecuadas para hacer frente a la época invernal.

El equipo del centro de salud y todas las personas de la comunidad agradecieron el trabajo realizado por los alumnos ya que abarcaron una gran extensión del territorio en muy poco tiempo, brindando información valiosa para el análisis de la población.

“Por ser una población rural están muy excluidos y es muy conveniente que diferentes asociaciones como lo hizo el Tec de Monterrey apoyen a la comunidad con pláticas, vacunas o cualquier ámbito que beneficie a las personas”, resaltó Jeniffer Guzmán García, enfermera general del centro de salud ejido Ocampo.

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios