Con su casa vestida de blanco, los graduandos de campus Chihuahua, acudieron una última vez a su escuela como alumnos y se despidieron de su alma mater de la manera que solo el Tec sabe hacerlo.

 

Daniela Rubio | Campus Chihuahua

Alrededor de las nueve de la mañana, el pronóstico del clima era desfavorable, el cielo apenas se despejaba y las calles terminaban de deshelarse, menos de 20 alumnos se encontraban presentes en el desayuno. La situación era difícil de reprochar, es difícil afrontar un clima gélido como el que se presentó durante este día, pero nada detiene a los alumnos del Tec y ésta no fue la excepción.

Paisaje nevado en campus Chihuahua
Paisaje nevado en campus Chihuahua

En menos de 20 minutos el recinto se vio ocupado casi en su totalidad; las risas y felicitaciones desbordaban y dieron calor al ambiente y así, contra viento, hielo y nieve los alumnos del Tec salieron de sus hogares para festejar un día único como el de hoy, tan suyo, que en una vida solo se puede esperar tener unos cuantos así, el día de su graduación.

Durante el acogedor desayuno, el presidente de la asociación de EXATEC, Julio Toledo, les dirigió unas palabras del honor y responsabilidad que representa el ser un EXATEC y les dio la bienvenida a la comunidad de egresados.

Desayuno de graduandos
Desayuno de graduandos

Terminando el discurso, los graduandos se dirigieron al recinto en el que se daría a lugar la ceremonia de graduación, la cual comenzó con un minuto de aplausos en homenaje a sus compañeros y ciudadanos, víctimas del sismo del 19 de septiembre. Acto seguido al homenaje, el ensamble musical “Allegro” deleitó a los espectadores con una cálida melodía dedicada a los compañeros por graduarse.

Alberto Federico Terrazas Seyffert, Presidente del Consejo ESNAC, A.C., Víctor Gutiérrez Aladro, Vicepresidente de la Región Norte del Tecnológico de Monterrey y el Rodolfo Julio Castelló Zetina, Director General del campus Chihuahua, se dieron el honor de entregar los títulos a 149 graduados de licenciatura e ingeniería y 17 de posgrado.

Ceremonia
Ceremonia

Como parte emotiva de la ceremonia, se les pidió a los padres de familia de los alumnos que recibieron mención honorifica de excelencia, se pusieran de pie para reconocerles públicamente el esfuerzo y empeño, que tanto ellos como sus hijos, han dedicado porque detrás de un gran alumno siempre hay una gran familia.

“Pregunta, escucha, apasiónate, respeta, involúcrate, apoya y nunca dejes de aprender”, fueron las palabras del orador invitado, Juan Carlos Noble Ayub, quien motivó a los egresados a ser los profesionistas que México y el mundo necesitan, a dar siempre lo mejor de ellos y conducir su vida diaria con ética y los valores que el Tecnológico de Monterrey les inculcó.

Sin importar si fueron cuatro, cinco o seis años los invertidos, su viaje estudiantil llegó a su fin, y es aquí en que los alumnos saldrán al mundo a devolver lo que el Tecnológico les ha aportado, actuando siempre con los valores y conducta contenidos en la protesta que con tanta energía tomaron. Con una sonrisa en el rostro y el título en la mano, los alumnos despidieron una última vez al lugar que siempre podrán llamar hogar.

 

 

Campus:
Vicerrectorías:
Tags:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios