Alumna del Tec de Monterrey en Chiapas ayuda a niños y niñas en su educación a distancia mediante el proyecto “escuelita virtual”.
Por ALAN MICHEL CARRASCO | CAMPUS CHIAPAS - 30/08/2020

Karen Pérez Chatú es alumna del Área de Negocios del Tec de Monterrey campus Chiapas y ha desarrollado varios proyectos altruistas y ambientalistas desde que estudiaba la PrepaTec.

Algunos de los proyectos que ha realizado son: la instalación de un huerto escolar durante el día del Voluntariado Tec, la creación del grupo estudiantil Polinizadores, el proyecto “+ que un popote”, entre otros.

Ahora ella está en un nuevo proyecto llamado “escuelita virtual”, donde busca dar asistencia a los alumnos y alumnas que tomen clases por televisión.

(...) no van a tener un profesor que les pregunte si entendieron o que responda sus dudas o que los ayude", comenta Karen.

La meta es ayudarlos para que su educación se vea lo menos afectada, de por sí ya hay mucho por hacer, (...) esta es una iniciativa que puede darle la esperanza a los papás en estos tiempos tan difíciles".

La “escuelita virtual”, proporciona clases en línea para esos alumnos que no tienen acceso a educación privada para evitar su rezago educativo.

 

 Karen impartindo asesoría en línea a alumna.

 Karen impartiendo asesoría en línea a alumna.

 

TODO COMIENZA CON UNA SOLICITUD

A través de la página de Facebook e Instagram del proyecto se reciben las solicitudes de los alumnos que requieran la asistencia.

Posteriormente, alguien se pondrá en contacto y se creará un perfil del alumno para que la atención sea lo más personalizada posible.

Se crea una agenda de clases y los objetivos, para que un voluntario disponible se encargue de darle seguimiento al alumno reforzando su conocimiento con actividades y resolviendo sus dudas de manera gratuita.

 

 

En la primera semana de clases, han dado asistencia a 4 alumnos y han recibido 2 solicitudes más y cuentan con un equipo de más de 30 voluntarios incluyendo a una estudiante en Canadá.

Todavía no se ha cumplido el objetivo, ¡pero sí se ha avanzado! No pierdo el optimismo y tengo la esperanza de que más niños lleguen".

“Esta primera semana ha sido de conocer a los padres de los niños y de adaptación, la siguiente semana ya se les va a hablar del programa”, indica Chatú.

Karen concluye señalando que se ha perdido la sensibilidad hacia los problemas de la comunidad y que es determinante para la sociedad que participe en proyectos de apoyo social para tener un mejor futuro.

 

SEGURAMENTE QUERRÁS LEER TAMBIÉN

 

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
1
Campus:
Categoría:

Notas Relacionadas

En Nuestros Otros Medios