Cristobal Ochoa Luna, uno de los colaboradores reclutado de México, participa en la creación del ETS-Marse que ayudará a mejorar los tratamientos de rehabilitación con daño cerebrovascular.
por Karina Robles - 09/05/2019

Karina Robles | Campus Aguascalientes

Cristóbal Ochoa Luna, director de la carrera de Mecatrónica en Campus Aguascalientes en conjunto con un grupo de trabajo de la universidad de Québec en Montreal, desarrollan ETS-MARSE.

ETS-MARSE, es un robot con fines de rehabilitación para personas con daño cerebrovasculares  que muestran un impedimento de movilidad o recuperación de funciones básicas.

Caracterizado por tener una anatomía de un brazo o una pierna de un humano, cuenta con una estructura mecánica articulada con varios grados de movilidad que a diferencia de las prótesis, que reemplazan una extremidad, este está unido externamente y actúa de forma paralela.
 

play_circle_outline

Interacción del robot ETS-MARSE con realidad virtual 3D | Fuente: Substance

Es uno de los robots en su categoría con mayor grado de libertad ya que cuenta con movimientos independientes y cubre siete movimientos del brazo; tres a nivel del hombro como rotaciones internas, externas, dos a nivel del codo y dos en la muñeca.

El sistema del robot tiene una interfaz virtual con la que el sujeto y el terapeuta pueden seguir los movimientos de las tareas de rehabilitación. La realidad virtual es un entorno de software creado para estimular al sujeto y permitirle realizar diferentes ejercicios de terapia física.

Esta rehabilitación es pasiva, es decir, el robot mueve la extremidad del paciente para ayudar a trabajar en desatrofiar el músculo y generar nuevas formas de recuperar el movimiento perdido.
 

Profe en acción

La idea nació en el 2009 con la inquietud de poder concebir un robot que ayudara en la rehabilitación, creando así el protocolo de ETS-MARSE en un periodo de desarrollo de cinco años. 

Debido al crecimiento de la población de víctimas de accidentes cerebrovasculares, hoy existe la necesidad de mejorar el acceso a la fisioterapia con la tecnología de la robótica y superar las limitaciones de la terapia física convencional.

“La clave éxito de una pronta recuperación en una rehabilitación es usar una interfaz de juego o de realidad virtual así, el paciente se motiva a continuar con la rehabilitación que, entre más constante y a tiempo sea, se verán resultados”, puntualizó el Dr. Cristóbal.

 

play_circle_outline

Uso del robot en tratamiento de rehabilitación pasiva. | Fuente: Substance

Durante sus posgrados, el Dr. Cristobal formó parte del desarrollo, creación de algoritmos de control para pruebas de rehabilitación y verificación de usabilidad del robot, asimismo, gracias al líder del proyecto el Dr. Maarouf Saad de la Universidad de Quebec en conjunto con el Dr. Philippe S. Archambault de la Escuela de Terapia Física y Ocupacional en la Universidad McGill y Jaqueline Lam, M.Sc., especialista en terapia física ocupacional desarrollan el ÉTS-MARSE.

Actualmente se está trabajando en sensores de fuerza, señales electromiográficas, actividad eléctrica de los músculos, que se detecta con la finalidad de poder ayudar al paciente a completar sus intenciones de recuperar los movimientos.

Al ser un robot que está en contacto con humanos, los aspectos de seguridad, la practicidad y que no se vea como impedimento es importante, pues hay que identificar las necesidades del paciente y las actividades que realizará, comentó el Dr.

Se plantea reforzarlo con interfaces cerebrales (electroencefalográficos), señal con visión computacional y nuevos algoritmos de control para que se pueda adaptar al paciente automáticamente sin necesidad de rediseñar para llevarlos a clínicas de rehabilitación.

Seleccionar notas relacionadas automáticamente
0
Campus:
Categoría:

En Nuestros Otros Medios