Pasar al contenido principal

Datos básicos que debes saber sobre el coronavirus y COVID-19

Estos son algunos hechos importantes sobre la enfermedad del COVID-19, de acuerdo con información proporcionada por especialistas de TecSalud y autoridades sanitarias calificadas.

El nuevo coronavirus no se llama COVID-19

El COVID-19 es la enfermedad generada por el virus primeramente identificado como 2019-nCov, y luego renombrado como SARS-CoV-2.

Las enfermedades pueden afectar a cualquier persona, independientemente de su raza o etnia.

Las personas de cualquier nacionalidad tienen la misma propensión a contraer el COVID-19 que cualquier otra persona.

El 80% de los infectados se recupera

La mayoría de las personas se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar.

Ciertas personas tienen más riesgo a contagiarse del COVID-19

Las personas que han estado en contacto directo con una persona contagiada por COVID-19 o hayan estado recientemente en un área con la propagación alta como China, Hong Kong, Singapur, España, Alemania, Francia, Italia o Corea, tienen un mayor riesgo de exposición.

El nuevo coronavirus no afecta solo a las personas mayores

El COVID-19 puede infectar a personas de todas las edades, sin embargo, las personas mayores y las que padecen algunas enfermedades como el asma, la diabetes o las cardiopatías tienen más probabilidades de enfermarse gravemente cuando adquieren la infección.

El COVID-19 es muy fácil de transmitirse

El virus se transmite de una persona infectada a otra a través de gotas de saliva expulsadas al toser y estornudar, al tocar o estrechar la mano, o al tocar un objeto o superficie contaminada con el virus.

Puedes ayudar a detener el contagio conociendo los síntomas y tomando precauciones.

Fiebre, cansancio y tos seca son algunos de los síntomas más comunes, aunque también pueden presentar dolores, congestión nasal, escurrimiento nasal, dolor de garganta o diarrea.
Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Busca atención médica si presentas alguno de ellos, o algunos más graves, como dificultad para respirar.

Medidas preventivas

Evita tocar nariz, boca y ojos

Los virus entran a nuestro organismo a través de las mucosas de la boca, la nariz o los ojos. Si tenemos las manos contaminadas y nos tocamos, facilitamos que los virus se introduzcan a nuestro organismo.

Lavarte las manos de manera correcta ayuda a prevenir el contagio del COVID-19

La técnica de un buen lavado de manos es con agua corriente y enjabonarlas. Se deben frotar las manos hasta formar espuma y tallarlas una contra la otra, entre los dedos y debajo de las uñas.

Frotar las manos en un tiempo mínimo de 40-60 segundos, enjuagarlas y secarlas con una toalla limpia o desechable o con secador de aire.

Desinfectar las superficies ayuda a prevenir el contagio del COVID-19

El alcohol como el cloro pueden servir para desinfectar las superficies.

Hay cosas muy sencillas que puedes hacer para ayudarte a ti y a otros a prevenir el contagio.

  • Lavarse las manos con agua y jabón por un tiempo mínimo de 40 a 60 segundos o bien usar un gel desinfectante a base de alcohol al 70%.
  • Mantener una distancia mínima de 1 metro entre usted y cualquier persona que tosa o estornude.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

“Cada uno de nosotros somos responsables de nuestra salud, por lo que los exhorto a seguir las medidas básicas prevención para evitar la rápida propagación de COVID-19”, dijo el Dr. Michel Fernando Martínez, líder de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica de TecSalud.

“Como medida de prevención es de vital importancia evitar los espacios muy concurridos para evitar la rápida propagación de COVID-19”, agregó.

Fuente: CDC, Secretaría de Salud y OMS