Desde el césped del histórico Estadio Tecnológico, platicamos con Daniela Solís, estudiante del Tec de Monterrey y destacada jugadora mexicana de futbol, quien, junto con otras exjugadoras borreguitas, está cumpliendo su sueño de jugar profesionalmente.

Con esta entrega, iniciamos en CONECTA una serie de historias sobre Borregos en Grandes Ligas, alumnos o exalumnos del Tec que están destacando en ligas deportivas y ámbitos profesionales de alto nivel.

----

 

El debut de Daniela Solís en el futbol profesional fue de ensueño.

 

Era el minuto 80 del primer clásico Rayadas vs Tigres de la Liga MX Femenil. Ante más de 10 mil aficionados presentes en el Estadio BBVA Bancomer, Daniela prendió el balón desde los límites del área con su pierna derecha y lo envió a las redes para el gol de la victoria.

 

Al otro día, su imagen celebrando el gol sería destacada en las portadas de los principales diarios de Monterrey.

 

"En mi debut, jugar un clásico fue ¡wow! Me tocó a mí meter ese gol. Fue algo increíble, uno de mis mejores momentos en el futbol (…). Escuchar que el estadio retumbó con toda la gente gritando fue algo muy padre", recuerda, emocionada.

Daniela Solís en el clásico

Daniela Solís en el clásico
Fotos de El Horizonte y El Norte, tras el primer clásico regio femenil 

 

 

 

Ese día los dos goles del equipo fueron de jugadoras emanadas del Tec. Rebeca Bernal, había metido el primero al minuto 6, con un cabezazo certero. Ambas, junto con Mariana Cadena y Desiree Monsiváis, son las 4 jugadoras exborreguitas del Tec que militan en las Rayadas de Monterrey en este histórico primer año de la Liga MX Femenil.

 

Además de ese sueño, Daniela ha logrado ya una medalla de plata en la Universiada Mundial en Rusia y ha participado en 2 mundiales FIFA y 3 mundiales FISU (deporte universitario).

 

Todo, a sus 24 años, y todavía con una promisoria carrera por delante, tanto en lo deportivo, como en lo profesional, como futura egresada del Tec de Monterrey.

 

En el césped del histórico Estadio Tecnológicoplaticamos con ella, en CONECTA, sobre su historia.

 

 

Daniela Solís
Daniela, en el Estadio Tecnológico. 

 

 

 

Estudiante, futbolista y profesionista a la vez

 

Daniela es estudiante de noveno semestre de Comunicación y Medios Digitales en el campus Monterrey del Tec de Monterrey.

 

Entre entrenamientos y juegos, Daniela tiene que cumplir con sus tareas y trabajos, y agradece que en el Tec siempre ha contado con el apoyo de sus profesores para lograr compaginar ambos correctamente.

 

"Hay que siempre estar muy atenta con las clases. Es algo muy importante tener ese balance entre la escuela y el deporte. A veces se complica. Por ejemplo, cuando estaba en China, (en la Universiada) en Taipei, el internet estaba horrible. Para hacer mis tareas, si me tardaba bastante tiempo, pero pues hay que encontrar el tiempo".

 

Aunado al futbol y a los estudios, Daniela también trabaja en una productora audiovisual.

 

"Yo amo mi carrera. Está muy padre y ahorita trabajo como productora en Numen Media, una casa productora, y me encanta lo que hago, básicamente enfocarme al deporte también, pero haciendo comerciales, spots de redes sociales", cuenta.

 

"Siempre he sido una persona muy centrada en lo que quiere y siempre he dicho que primero son los estudios, más que el deporte. Mi meta principal de la vida es terminar mis estudios porque yo sé que en un tiempo se me va a acabar el futbol por una lesión, por la edad o por cualquier razón y voy a tener mis estudios para que me respalden", agrega.

 

Daniela Solís
Daniela en su foto para el título de su carrera en el Tec. 

 

 

 

La pasión por el deporte

 

El gusto por el deporte le surgió a Daniela desde niña. Originaria de Jalisco, se fue a vivir muy chica a Portland, Oregon, por cuestiones familiares y allí comenzó a practicarlo.

 

"Inicié el futbol a una edad muy pequeña, ya que crecí en Estados Unidos y la formación deportiva allá empieza desde muy chiquita. Mi mama me metió a todos los deportes posibles. Jugué hasta baloncesto, atletismo, de todos los deportes que te puedas imaginar hasta que me nació una pasión por el futbol y vieron potencial en mi juego", recuerda.

 

En el 2007, Daniela pudo asistir a su primer mundial juvenil, representando a México.

 

Seis años después, dirigida por el técnico de las Borreguitas del Tec de Monterrey, Carlos Ernesto Marcos, Daniela ganaría una histórica medalla de plata en su primer Universiada, en Rusia 2013.

 

"Ganar esa medalla de plata fue muy espectacular y pues como que todos mis esfuerzos, mis sacrificios se recompensaron, porque es algo histórico que nunca se había hecho. Fue todo un honor representar al país y poder ganar una medalla de plata.

 

"Son emociones únicas, recuerdos para toda la vida y ahorita se me enchina la piel solamente de recordar el momento de subir al podio, escuchar el Himno Nacional y recibir la medalla. Es algo único que se va quedar en mí siempre", comparte.

 

Daniela Solís
Daniela en el Estadio Tecnológico

 

Entre otros momentos especiales, también destaca: "mi primer gol en un mundial FIFA en la sub 17; mi primera participación en la Selección Mexicana en Trinidad y Tobago donde metí un gol y en ese momento les toco a mis papas estar en las gradas y se los dedique".

 

En su carrera deportiva, Daniela ha conocido y admirado a varios futbolistas, pero otro momento especial en su carrera fue cuando a principios de este mes recibió la visita en el vestidor de Rayados de Cuauhtémoc Blanco.

 

"Admiro a Cuauhtémoc blanco. Desde muy pequeña, es mi ídolo. Ya lo conocía antes, pero nunca así en una conexión más como íntima, porque pues me regalo sus tachones. Fue algo muy padre para mí, pensándolo pudo haber sido de los últimos tachones que pudo usar en un partido".

 

Daniela Solís con Cuauhtémoc Blanco
Daniela con Cuauhtémoc Blanco, hace unos días en el vestidor de Rayados.

 

De jugadoras, "ya está retirada, pero admiro mucho a Abby Wambach, porque es una jugadora con mucha potencia y nunca desaparecía en los momentos clave en los partidos. Siempre destacaba en los tiros de esquina con sus remates de cabeza, impresionantes".

 

En tanto, sobre Messi, comenta: "de jugadores internacionales admiro mucho a Leo. Me gusta mucho su hambre a gol, me gusta que no habla mucho en el campo, pero sus acciones hablan más".

 

Sobre cómo se define ella como jugadora, Daniela opina: "la gente me destaca como una jugadora muy completa, que tiene velocidad y tiro a gol. Me llegan los goles, se me da anotar a gol", ríe, y agrega "también puedo considerar que soy una persona inteligente para visión de campo".

 

 

 

 

Borreguita por siempre

 

"Una de las cosas que aprendí en borreguitas es la disciplina"dice Daniela, quien llegó al Tec en el 2013.

 

"El nivel de aquí del Tec siempre va a ser de los mejores y uno que se va a destacar a nivel nacional. Aparte tenemos aquí en el Tec un entrenador de primera clase que sabe lo que hace, tiene años de experiencia y más que todo saca los resultados.

 

"Yo siempre voy a estar muy agradecida con el Tec por abrirme las puertas por siempre apoyarme durante toda mi carrera y hasta terminar", comenta la delantera. 

 

Daniela Solís
La ficha de Daniela en el equipo de Borreguitas.

 

En su equipo profesional, la combinación y conocimiento que tiene, de hecho, con otras jugadoras exborreguitas ha sido fundamental.

 

Con Rebeca Bernal, defensa, tiene una celebración especial que hacen en los goles desde que estaban en Borreguitas y con Mariana Cadena, también defensa, asimismo tiene un entendimiento perfecto.

 

"Mariana Cadena y yo llevamos bastante tiempo jugando juntas y es como una conexión que ya tenemos. Yo confió completamente en Mariana. Si hay una delantera que va contra Mariana, yo ciegamente me puedo dar la espalda y sé que Mariana la va a sacar y me va a dar un trazo largo para yo dar el contragolpe", ejemplifica.

 

Desiree Monsiváis, la otra exborreguita, y Daniela son las goleadoras del equipo de Rayadas, con 6 y 5 goles, en apenas 7 y 6 partidos jugados por ellas, respectivamente.

 

Pero mientras Desiree, de 29 años, ya tenía experiencia profesional en Canadá y en Kazajistán, para Daniela este es la continuación del sueño deportivo que inició desde niña.

 

"Yo creo que desde muy chiquita todo mundo dice: 'yo quiero ser jugador o jugadora profesional', y ahorita que se me da jugar en la liga de mujeres profesional. Ya estoy viviendo un sueño. Espero que muchas cosas buenas pasen con la liga femenil y que la afición siga apoyando", comenta, al respecto.

 

Y sigue soñando: "Me gustaría un día quedar campeona goleadora en la liga y también llegar a ser campeona con el equipo. Porque si se puede, todo se puede en este mundo si luchas para lograrlo".

 

Daniela Solís

Campus:
Categoría: